Adri Arnaus al fin abre la lata en el DP World Tour



Adri Arnaus era un golfista con triunfos en sus manos y al final lo ha demostrado. El barcelonés, de 27 años, se adjudicó este domingo el Catalunya Championship, su primera victoria en el European Tour, renombrado esta temporada como DP World Tour. Lo hizo con un arrebato de inspiración tremendo: vuelta de 65 golpes, siete bajo par, para empatar a -11 en el acumulado con el sudafricano Oliver Bekker, que navegó por la parte alta de la tabla durante toda la cita y solo cedió tras seis hoyos de desempate.

En ese toma y daca épico enterró Arnaus todos los fantasmas. Empezaba a perseguirle cierto aura de golfista con problemas para rematar. Nada más lejos de lo que ocurrió esta vez. A la pegada que siempre ha tenido unió el colmillo, con una vuelta perfecta que incluyó cinco birdies y un eagle. Ni un solo bogey concedió en el Stadium Course del PGA Catalunya Golf and Wellness de Girona. Bekker, con la pólvora mojada (salió líder y no pasó del par), sufrió el síndrome del perseguido. Llegados al playoff, Arnaus era el que tenía la sartén por el mango.

El primer trofeo de este producto del sistema universitario estadounidense (estuvo en Texas A&M), con perfil para acabar jugando algún día en el PGA y que este lunes se colocará muy cerquita del top-50 mundial, que da acceso a torneos importantes, es el tercero del golf español en los principales circuitos en este 2022. 84 apariciones y 19 top-10 le ha costado a Adri abrir la lata. A partir de ahora su techo es alto, porque la calidad está ahí.

Las dos victorias nacionales anteriores fueron obra de su paisano Pablo Larrazábal, que se impuso en el MyGolfLife Open de Sudáfrica en marzo y la semana pasada fue el mejor en el ISPS Handa Championship de Tarragona. Dos citas seguidas en Cataluña ganadas por catalanes. Todo queda en casa.

«Traté de estar muy centrado en el juego»

«Ha sido una gran victoria y lo agradezco mucho a los aficionados que vinieron a apoyarme de lunes a domingo. Solo traté de estar hoy muy centrado en el juego y luego en el desempate, que ha sido largo», comentó Arnaus de lo que ha sido «una semana increíble» para él. «Oliver ha sido un rival extraordinario. No se ha venido abajo en momento alguno y pensaba que esto no iba acabar hoy. Al final solo la mala suerte le ha impedido seguir luchando», añadió, elegante, del hombre al que dejó en la cuneta para estrenar su palmarés.



Source link