Escrivá ultima dar incentivos a los beneficiarios del ingreso mínimo que acepten un empleo



13/06/2022 a las 10:27

CEST


Un total de 1,2 millones de personas reciben la renta mínima estatal tras dos años de ponerse en marcha

El Gobierno aprobará «en las próximas semanas» el nuevo reglamento que permitirá desplegar incentivos al empleo para aquellas personas que estén percibiendo el ingreso mínimo vital (IMV). Esta es una de las reformas pendientes para mejorar la inserción laboral de los beneficiarios de la renta mínima estatal y su entrada en vigor es inminente, según ha adelantado este lunes el ministro de Inclusión, José Luís Escrivá. El también responsable de la Seguridad Social ha reiterado que el Ejecutivo se ceñirá a la ley y revalorizará las pensiones a final de año en función del IPC medio, en contra de las demandas de algunos actores, como el Banco de España o la CEOE.

Un total de 1,2 millones de personas (o 461.000 hogares) reciben la renta mínima estatal tras dos años de ponerse en marcha, según los datos publicitados este lunes Escrivá en un desayuno informativo en Nueva Economía Fórum. Y, tras dos años, dos reformas tiene pendientes el Gobierno para acabar de perfilar el IMV y mejorar el acceso y consolidación en el mercado laboral de sus beneficiarios. Por un lado, el sello social para las empresas y entidades que contraten a estas personas. Y, por el otro, los incentivos al empleo para favorecer que dichos beneficiarios no duden en aceptar un empleo y declinen quedarse en paro y cobrando la renta mínima.

Este segundo elemento ha sido señalado por distintos economistas como uno de los elementos clave para evitar la denominada como «trampa de la pobreza», es decir, que los beneficiarios se queden cobrando un subsidio de baja cuantía y no salga de esta nunca. Y el empleo es la pasarela señalada desde el Gobierno para ello. Y con la intención de facilitar el tránsito de una a otra, Escrivá introducirá incentivos.

Actualmente si una persona está percibiendo el IMV tiene la obligación de firmar una declaración responsable conforme está buscando de manera activa empleo. Una vez lo encuentra, no para de cobrar automáticamente el ingreso mínimo, sino que debe informar a la Seguridad Social y su prestación se ve recortada, en tanto que ya está percibiendo otros ingresos vía sueldo. Ahora Escrivá, para hacer menos atractiva la opción de renunciar a dicho empleo ante el recorte de la renta mínima, habilitará que dicho recorte no sea proporcional al sueldo ingresado, para dotar de más ingresos a los beneficiarios durante un periodo de tiempo.

Las pensiones subirán con el IPC

Escrivá ha aprovechado su comparecencia para reiterar que el Gobierno no pondera desviación o ajuste alguno en relación a la reforma aprobada el verano pasado y que revaloriza automáticamente las pensiones cada año en función del IPC medio. El ministro ha destacado que las principales economías de Europa están realizando incrementos de pensiones parejos a la inflación y que España no será una excepción.

También ha destacado que ese incremento del gasto se verá compensado por los nuevos ingresos a las arcas de la Seguridad Social que el crecimiento del empleo está aportando. Escrivá ha dado el dato adelantado de empleo para el primer semestre, que cerrará con 550.000 empleos netos más, lo que deja los niveles de empleo el 3% por encima de los previos a la crisis. En este sentido ha apuntado que el déficit de la Seguridad Social bajará del 0,9% al 0,5% a final del año y que en 2024 se ubicará en 0,3%. Es por ello que «obviamente» las pensiones subirán con el IPC, según ha declarado.



Source link