Twitter sufre una caída que genera fallos en la carga del contenido de la red social | Tecnología

[ad_1]

La red social Twitter, propiedad del magnate Elon Musk, está dando problemas a sus usuarios al experimentar fallos en su funcionamiento que impiden cargar los mensajes escritos por los usuarios en el historial (el timeline) o actualizar la página de inicio. Según ha explicado el propio Musk a través de un mensaje en esta misma plataforma, han tenido que aplicar “límites temporales” a la actividad para “abordar los niveles extremos de extracción de datos y manipulación del sistema”. La web DownDetector, especializada en detectar en tiempo real percances en servicios conectados a internet, ha registrado incidencias de los usuarios desde la una del mediodía (hora peninsular española). Los usuarios han convertido el hashtag #Twitterdown en tendencia al reportar los problemas que está dando la red social.

Uno de los mensajes que reportan los usuarios cuando intentan cargar el timeline es este: “Cuota límite excedida. Espere unos minutos y vuelva a intentarlo”. Según las directrices de la red social, la cuota límite marca el máximo de solicitudes permitidas en un espacio de tiempo. Musk ha explicado que los techos temporales impuestos quedan así: “Las cuentas verificadas están limitadas a leer 6000 publicaciones por día, las cuentas no verificadas a 600 publicaciones al día y las nuevas cuentas no verificadas a 300 publicaciones al día”.

El pico de incidencias, según DownDetector, se ha producido, por ahora, sobre las cinco de la tarde y no solo en España. La caída es global: Estados Unidos, Portugal, Brasil, Reino Unido o Nueva Zelanda, entre otros, también han comunicado en esta web fallos en el funcionamiento de la red social. Algunos usuarios simplemente han notificado que, cuando intentaban actualizar su página de inicio, se quedaba en blanco, solo con un mensaje que confirmaba que, efectivamente, se había producido “algún error”, que era “imposible recuperar los tuits en este momento” o que “algo ha ido mal”.

No es la primera vez en el último año que Twitter se enfrenta a una caída global. Desde que Musk adquirió Twitter en octubre del año pasado por 44.000 millones de dólares (unos 41.000 millones de euros), ya se registró un primer fallo significativo a finales de diciembre, cuando la red social dio problemas durante varias horas a decenas de miles de usuarios de todo el mundo. En esa ocasión, el acceso a la red social quedó bloqueado y fallaron algunas de sus funciones clave, como poder acceder a la cuenta desde el ordenador o la imposibilidad de cargar ciertos tuits. En marzo, la red social volvió a caer y, como en esta ocasión, sí se podían escribir nuevos posts, pero el historial, o timeline, no los recogía con normalidad.

Una de las medidas que llevó a cabo Musk tras hacerse con la red social fue despedir a más de la mitad de la plantilla. Eso despertó las quejas de muchos observadores, al considerar que los sistemas de la plataforma podían quedar desprotegidos ante un imprevisto.

Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.



[ad_2]

Source link