Musk reactiva a los periodistas suspendidos en Twitter despu茅s de lanzar una consulta | Tecnolog铆a


Elon Musk visita la obra de la Giga F谩brica Tesla, en Alemania, en 2020.
Elon Musk visita la obra de la Giga F谩brica Tesla, en Alemania, en 2020.ALEXANDER BECHER (EFE)

Pulgar arriba o pulgar abajo. Elon Musk someti贸 a una decisi贸n parecida el futuro en Twitter de una decena de periodistas. El empresario suspendi贸 el jueves las cuentas de varios informadores, sin advertencias de por medio, por supuestamente infringir las reglas de la red social que compr贸 en octubre. El silencio que impuso a reconocidos reporteros de cabeceras como CNN, The Washington Post y The New York Times, entre otros, desat贸 una preocupaci贸n mundial ante un gesto que amenaza la libertad de expresi贸n. Ante estas tensiones, el magnate someti贸 a consulta el levantar el castigo. M谩s de 3,6 millones de usuarios participaron en el sondeo. El 59% se ha puesto del lado de los reporteros. Pulgar arriba. Los periodistas vuelven, pero el antecedente de Musk permanece.

鈥淟a gente ha hablado鈥, ha afirmado Musk esta noche tras el cierre de la encuesta, que estuvo activa durante 24 horas. 鈥淪er谩 levantado el castigo a las cuentas que compartieron mi ubicaci贸n鈥, a帽adi贸 el empresario. Este fue el segundo sondeo. La noche del jueves hizo un ejercicio similar (con el mismo resultado), pero quiso repetirlo porque el anterior presentaba demasiadas opciones. Las cuentas estuvieron de vuelta inmediatamente.

鈥淨uiero agradecer a todos por su apoyo y a sus amables palabras鈥, escribi贸 Aaron Rupar tras volver a la plataforma. 鈥淚nicialmente, me entristeci贸 mucho ser sorprendido, pero pronto me di cuenta de que todo estar铆a bien鈥, a帽adi贸 el periodista independiente, quien tiene casi 800.000 seguidores.

Para Musk, el problema fue una supuesta violaci贸n a los c贸digos de conducta de Twitter, que fueron modificados el mi茅rcoles por la noche tras un incidente que involucr贸 a uno de sus diez hijos, X AE A-12. El empresario revel贸 aquel d铆a que el menor hab铆a sido seguido por un conductor de un Hyundai en Los 脕ngeles, quien despu茅s bloque贸 el paso al auto y se subi贸 al cap贸. El magnate apunt贸 a Jack Sweeney, el usuario detr谩s de la cuenta @ElonJet, que sigue en tiempo real los viajes del avi贸n privado del magnate. 鈥淪e han tomado acciones legales contra Sweeney y las organizaciones que han apoyado el da帽o a mi familia鈥, escribi贸 Musk, quien insiste en que su aeronave utiliza una programa especial que permite bloquear su ubicaci贸n de radares p煤blicos.

Twitter no solo elimin贸 la cuenta operada por Sweeney, sino su cuenta personal. El mi茅rcoles, la red social borr贸 25 usuarios que, de acuerdo a la compa帽铆a, compartieron informaci贸n personal en tiempo real, algo que en la jerga de la Red se conoce como doxxing. Musk ha informado la noche del viernes que la red social permitir谩 bloquear y silenciar a quienes paguen la suscripci贸n a Twitter Blue, que tiene un costo de once d贸lares mensuales. Estas funciones podr谩n ser empleadas para penalizar la opini贸n de otros usuarios.

La noche del jueves, mientras muchos buscaban explicaciones por la suspensi贸n de periodistas que escrib铆an sobre Tecnolog铆a, se revel贸 que ese hab铆a sido el motivo del castigo. La fuente fue el propio Musk, quien se sum贸 a una conversaci贸n de Spaces (la funci贸n de Twitter que permite audio) para hablar del tema. 鈥淓n el futuro no habr谩 ninguna distinci贸n entre periodistas, o quienes se hacen llamar periodistas鈥 Todos ser谩n tratados igual. No son especiales, son ciudadanos como todos. Si compartes ubicaciones ser谩s suspendido. Fin de la historia鈥, dijo el magnate entre cientos de participantes. Algunos de estos fueron los periodistas expulsados de Twitter.

Cuando los periodistas comenzaron a hacer preguntas a Musk, este abandon贸 la conversaci贸n. La funci贸n de Spaces desapareci贸 minutos despu茅s para sorpresa de muchos. Volvi贸 varias horas despu茅s, hacia la tarde del viernes, cuando Musk anunci贸 que lo hab铆an habilitado de vuelta, pero segu铆a presentando muchos problemas. Katie Notopolous, la periodista de Buzzfeed que hab铆a servido de anfitriona a las explicaciones de Musk, afirm贸 el viernes por la tarde que su cuenta estaba vetada de Spaces por haber violado las reglas de la plataforma.

Varios de los periodistas que fueron suspendidos, y que hoy han vuelto a la plataforma, se defendieron asegurando que no compartieron en tiempo real la ubicaci贸n del avi贸n privado de Musk. Es el caso de Linette Lopez, una periodista de Business Insider, que fue borrada de Twitter la ma帽ana de este viernes. 鈥淣o estaba tuiteando sobre su ubicaci贸n, sino documentos judiciales de una demanda suya en contra de una de mis fuentes y donde el propio Elon amenaza con revelar informaci贸n personal de sus cr铆ticos. Su equipo de seguridad admite tambi茅n que hackearon, acosaron y amenazaron a mis fuentes, incluyendo el acceso a su correo electr贸nico y a fotograf铆as de sus hijos鈥, asegur贸 Lopez en la cadena MSNBC. La columnista del medio econ贸mico admiti贸 que algunos de los documentos que public贸 en l铆nea pudieron haber incluido el email del due帽o de Tesla.

Algo similar ha dicho a este diario Steve Herman, uno de los reporteros afectados. El periodista de The Washington Post que fue suspendido, Drew Harwell, a帽adi贸 contexto al debate al afirmar que su diario ha utilizado anteriormente informaci贸n p煤blica de vuelos de aeronaves privadas para historias period铆sticas. En marzo de este a帽o siguieron un avi贸n que transportaba a Donald Trump y que tuvo que aterrizar de emergencia en Nueva Orleans por un problema en un motor. En 2018, publicaron una historia sobre el due帽o del rotativo, Jeff Bezos, y sus doce vuelos mensuales en su Gulfstream G650ER, la mayor铆a de ellos rumbo a Los 脕ngeles.

El castigo parece haber reafirmado las convicciones de varios de los afectados. Ryan Mac, periodista de The New York Times fue expulsado de la red social y despu茅s lanz贸 un mensaje desde una cuenta alterna: 鈥淓scribo sobre Elon Musk y sus compa帽铆as y lo seguir茅 haciendo鈥. La cuenta secundaria fue eliminada tambi茅n.

Tony Webster, un estudiante de la Universidad de Wyoming, que es tambi茅n fot贸grafo y periodista, ha redoblado su apuesta tras la suspensi贸n. El joven ha dicho que seguir谩 usando un receptor ADS-B para seguir aeronaves en su entorno y con el apoyo de informaci贸n p煤blica. 鈥淓l rastreo est谩 protegido por la Primera Enmienda y ha facilitado muchos reportajes鈥, escribi贸 Webster en Mastodon, una red social en ciernes a la que muchos han migrado tras la gesti贸n de Elon Musk en Twitter.

Puedes seguir a EL PA脥S TECNOLOG脥A en Facebook y Twitter o apuntarte aqu铆 para recibir nuestra newsletter semanal.





Source link