Meta lanza Threads, su alternativa para desbancar a Twitter | Tecnología

[ad_1]

Meta ha desvelado esta tarde (en EE UU) su carta fuerte para competir con Twitter. Threads ha nacido este miércoles, un día antes de lo planeado, en medio de una gran expectación y entre el interminable caos que se vive en la plataforma adquirida por Elon Musk. La nueva aplicación, de estilo minimalista, está disponible en un centenar de países, aunque por el momento no tiene fecha de lanzamiento en la Unión Europea por no cumplir con los requisitos de privacidad de Bruselas. Threads está vinculada a Instagram, la popular plataforma de fotografías y vídeos, que tiene más de 1.600 millones de usuarios. Tenerla es un requisito para Threads.

La audiencia masiva de Instagram es una de sus principales fortalezas en la competencia con Twitter. “Tomará tiempo, pero debe haber una aplicación de conversaciones públicas con más de mil millones de usuarios. Twitter ha tenido la oportunidad de serlo, pero no lo ha logrado. Ojalá que nosotros sí”, escribió Zuckerberg en una de sus primeras conversaciones.

El empresario tecnológico de 39 años ha sido el encargado de dar la bienvenida a la nueva creación de Meta, que tiene como símbolo una arroba que también recuerda una oreja. “Me da gusto que todos ustedes estén aquí desde el día uno. ¡Construyamos juntos algo grandioso!”, escribió el empresario, quien se ha retado con Musk a una pelea a puño limpio en un lugar y fecha aún por determinarse. Zuckerberg ha dicho que el objetivo es “crear un espacio público abierto y amigable para llevar a cabo una conversación”. Para subrayar la importancia del lanzamiento, Zuckerberg acudió a Twitter para lanzar su primer mensaje en más de una década. Decidió publicar una imagen donde Spiderman señala a un doble, un popular meme que se burla de las copias exactas.

El empresario lanzó su primer hilo hace dos días, durante el periodo de pruebas que llevó a cabo Instagram. Su primer mensaje público ha recibido en pocos minutos decenas de miles de me gustas. En sus primeras cuatro horas de vida, la red social sumó más de cinco millones de usuarios. Los primeros en navegar por Threads encontraron un timeline algo caótico. Algunas marcas, celebridades y medios de comunicación, principalmente estadounidenses, ya estaban allí antes de que se levantara el cerco al público para escribir, publicar fotografías y videos.

Las comparaciones con Twitter han inundado la nueva red social en los primeros minutos tras el lanzamiento. Uno de los ingenieros de Thread escribió con ironía que son “generosos” y permitirán a los usuarios ver más de 600 publicaciones diarias. “Creemos que tienen derecho”, ha dicho Jessel en referencia al límite que Elon Musk impuso a la cantidad de tuits que pueden ver los usuarios que no estén suscritos al servicio de Twitter Blue, que tiene un costo de 115 dólares al año. A diferencia de otras plataformas, Threads no ha habilitado un buzón de mensajes directos para mantener un debate abierto y permite publicaciones de hasta 500 caracteres.

Adam Mosseri, el director de Instagram, ha pedido a los usuarios ser amables para mantener el tono constructivo que quieren que esté presente en la red. También dio algunas claves para depurar conversaciones o temas. Threads usa algunos de los filtros de moderación empleados por Instagram. La función de Hidden Words (Palabras ocultas) permite esconder palabras o frases de respuestas si alguien está siendo víctima de acoso o que su buzón de notificaciones se sature ante el número de mensajes. Threads compartirá las mismas reglas que Facebook o Instagram, que son más conservadoras que Twitter, una red que permite desnudos y hasta videos pornográficos. Por ejemplo, no podrán verse imágenes de desnudos ni pezones femeninos, una de las polémicas más añejas del gigante de Silicon Valley. “No tenemos ningún reparo filosófico contra la desnudez, solo que no podemos verificar la edad de los usuarios ni su consentimiento, lo que provoca un problema de seguridad”, ha respondido Mosseri a una usuaria que se lo preguntó.

Los mensajes de los nuevos usuarios están acompañados por cuatro botones: me gusta, comentar, repostear (o citar) y compartir. La última función permite incluso publicar en Twitter el mensaje de Threads. Por el momento, no existen los hashtags, aunque estarán disponibles pronto, de acuerdo con los desarrolladores. Tampoco se pueden buscar publicaciones, solo usuarios. Mosseri dijo que el equipo está trabajando en la edición de mensajes, una de las peticiones recurrentes que se hacía a Twitter y que está disponible mediante pago.

El gigante tecnológico ha advertido a los usuarios que lo que han visto puede cambiar en los próximos días o semanas. Uno de los cambios principales será la publicidad. Este miércoles navegar en la nueva plataforma recordaba Twitter en sus primeros años porque todo era mensajes y no hay anuncios. Es poco probable que Meta, quien obtiene buena parte de sus ingresos de vender la información de navegación de sus usuarios, lo mantenga como un sitio libre de contenido publicitario.

No disponible en la UE

Threads nos estará, por el momento, disponible en la Unión Europea. Tal y como desvelaba Bloomberg la noche del miércoles, Meta quiere saber cómo serán regulados su datos en la UE antes de lanzar su nuevo servicio.

Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.



[ad_2]

Source link