Elon Musk y Mark Zuckerberg se retan a una pelea en Las Vegas por el nuevo Twitter que prepara Meta | Tecnología

[ad_1]

Elon Musk y Mark Zuckerberg se han lanzado mensajes esta madrugada sobre una posible pelea en una jaula, un formato habitual en combates de artes marciales mixtas. Musk, dueño de la red social Twitter, respondió primero a un hilo sobre la nueva app que prepara Meta, propiedad de Zuckerberg, para competir con la suya pensando “en los creadores y figuras públicas que quieran una red llevada con cordura”. Un usuario con solo 37 seguidores le dijo a Musk que fuera “con cuidado porque he oído que hace jiujitsu ahora”. Musk respondió dos minutos después: “Estoy preparado para una pelea en una jaula si acepta lol [risas]”.

Zuckerberg respondió en un story de Instagram. Un periodista de The Verge preguntó en Meta si Zuckerberg iba en serio. Le dijeron que sí: “El story habla por sí mismo”. Es decir, si nos atenemos a sus palabras, los dos magnates tecnológicos estarían dispuestos a combatir cuerpo a cuerpo.

«Manda localización», respondió Zuckerberg.

Musk, además, ha aceptado con un par de emojis de fuego y ha propuesto el lugar: el Vegas Octagon, un lugar mítico para peleas de artes marciales mixtas.

El empresario responsable de Tesla y SpaceX ha publicado varios tuits en esta madrugada de California, siguiendo con las bromas sobre su gran movimiento de morsa (aplastar al rival en el suelo) y sobre si Joe Rogan, el célebre podcaster y experto en artes marciales mixtas, podría ser el árbitro.

Twitter se ha llenado de memes que celebran el momento. La advertencia principal para Musk, que es más alto (188 centímetros frente a los 172 del jefe de Meta) y corpulento, es que Zuckerberg lleva meses entrenando fuerte y ha participado en torneos en Silicon Valley en esa modalidad de arte marcial donde ya ha combatido con otros empleados de tecnológicas. Incluso ha ganado una medalla de oro junto a su equipo, Guerrilla Jiu Jitsu.

Aunque nadie sabe con certeza si tendrá realmente lugar este enfrentamiento físico, la inclinación de Musk por el entretenimiento no descarta en absoluto esa posibilidad. El boxeo y las artes marciales se han convertido en los últimos años en una actividad habitual para youtubers y streamers cuando tratan de lograr mayores audiencias. Y este combate, entre dos de los magnates más ricos del mundo, superaría toda expectativa.

Hay ya varias figuras que se han ofrecido a entrenar a Musk, que de momento parece poco dado a los gimnasios: su mayor ejercicio ha sido, dice, tirar a sus hijos al aire. Frente al sedentarismo que reconoce Musk, este uno de los últimos posts que ha subido Zuckerberg a su cuenta de Instagram:

Musk ya había hecho bromas sobre la nueva red social que planea Twitter. Según algunas informaciones, Meta había contactado con el Dalai Lama para promover su lanzamiento. Musk había respondido a esa noticia con un “Zuck my tongue”, que combina la última polémica del Dalai Lama con el apellido de Zuckerberg, que se pronuncia similar a “chupar” en inlés [suck].

Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.



[ad_2]

Source link