鈥榚-ansiedad鈥: La urgencia de responder a los mensajes de trabajo mata lentamente la salud mental | Salud y bienestar



A las ocho de la tarde vibra el tel茅fono, con una notificaci贸n. Es un correo electr贸nico, del jefe, en domingo. No lo contesta porque no es urgente, pero tampoco puede quit谩rselo de la cabeza. 鈥淪i el trabajo es lo 煤ltimo en lo que alguien piensa antes de dormir, probablemente algo no va bien鈥, explica William Becker, profesor de la Universidad Virginia Tech y coautor de un estudio que analiza el efecto de los correos electr贸nicos en el bienestar de una persona y su entorno pr贸ximo. La conclusi贸n principal es que la necesidad de estar siempre conectado, aunque no sea de forma expl铆cita, conlleva a un tipo de agobio espec铆fico, que llaman e-ansiedad, y afecta psicol贸gicamente a los empleados y a sus allegados.

Titulado Mat谩ndonos suavemente, los investigadores encuestaron a m谩s de 400 empleados de diferentes sectores y a sus personas cercanas y confirmaron que la supervisi贸n excesiva del correo electr贸nico en horario no laboral son perjudiciales para el bienestar y las relaciones. Revisar obsesivamente la bandeja de entrada es una se帽al de alerta, pero tan solo pensar en ello tambi茅n es nocivo. El motivo es la expectativa de respuesta, que nace a partir de las vivencias de cada uno en su ambiente laboral. 鈥淰er a tu jefe siempre pendiente del correo electr贸nico, saber que los env铆a durante el fin de semana o las noches, genera una expectativa, de modo que no importa cu谩l sea la pol铆tica de la empresa o la ley. Si sientes esa presi贸n de tu supervisor, eso va a prevalecer sobre todas las dem谩s cosas鈥, explica Becker.

El efecto negativo se traspasa a las parejas o a los hijos cuando el empleado deja de desempe帽ar las funciones personales o familiares porque no logra despejarse completamente del trabajo. Tal y como aclara el autor, los peque帽os desencadenantes, como cuando la familia realiza una actividad de ocio pero uno de los miembros est谩 revisando el correo electr贸nico o pensando en problemas del trabajo, dificultan una conexi贸n efectiva entre los miembros de la familia.

Al pasar una y otra vez, puede que los familiares empiecen a ser muy conscientes de esas interrupciones o distracciones, elevando los conflictos y la ansiedad. A diferencia de los casos en que un empleado puede hacer frente a la sobrecarga de trabajo invirtiendo recursos para finalizar una tarea y luego desconectarse mental y f铆sicamente, la expectativa de respuesta de los correos crea una demanda perpetua.

En Espa帽a, Ley de Protecci贸n de Datos Personales y Garant铆a de los Derechos Digitales regula las obligaciones que tienen las empresas en imponer l铆mites sobre el uso de las tecnolog铆as de la comunicaci贸n para garantizar el derecho al descanso y la integridad del tiempo no laborable. Olga Merino Su谩rez, coordinadora regional de prevenci贸n de Fremap, una mutua de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social, insiste en que el marco regulatorio debe dar el respaldo a ese derecho al descanso. 鈥淟as empresas est谩n obligadas a elaborar una pol铆tica interna en la que defina las modalidades de ejercicio del derecho a la desconexi贸n y las acciones de formaci贸n y de sensibilizaci贸n鈥, sostiene la experta, que tambi茅n es responsable por el grupo de psicosociolog铆a aplicada de dicha organizaci贸n.

Merino Su谩rez considera que el trabajo telem谩tico 鈥渋mprovisado鈥, que empez贸 con la pandemia, intensific贸 los niveles de ansiedad y estr茅s, y a帽ade que al perder las conexiones f铆sicas, las personas intentan mantener los v铆nculos estando siempre disponibles, sea por correo electr贸nico o en los canales de mensajer铆a instant谩nea. El creciente uso de las redes sociales, tambi茅n por parte de la empresa, intensifica la dificultad de desconexi贸n porque se da por hecho que el trabajador tiene siempre el m贸vil en las manos, lo que provoca la sensaci贸n de tener que contestar lo m谩s r谩pido posible. 鈥淟a mensajer铆a instant谩nea puede ser a煤n m谩s perjudicial que el correo electr贸nico porque exige atenci贸n con mayor rapidez鈥, asegura el profesor Becker, que recopil贸 los datos de su estudio en 2015.

La psic贸loga de Fremap explica que, para revertir el problema, cada trabajador tiene la responsabilidad dar el alto y buscar la desconexi贸n. Seg煤n dice, es m谩s dif铆cil encontrar los l铆mites en temas laborales si las personas tienen los mismos h谩bitos con cuestiones personales, como el uso excesivo de las redes sociales. 鈥淟a base funcional que sustenta la ansiedad o efectos negativos es similar en ambos casos鈥, subraya Merino Su谩rez.

Ambos expertos coinciden que la rapidez de las respuestas en el entorno laboral es parte de la cultura de la inmediatez que se vive actualmente, pero hay remedio. 鈥淟a percepci贸n de urgencia no es necesariamente real y se puede regular鈥, a帽ade la responsable de Fremap. Para eso, defiende que hay que aprender a diferenciar entre 鈥渓o urgente y lo importante鈥 y tambi茅n a establecer recursos que modulen el comportamiento, tales como elegir el momento de respuesta de forma racional, dosificar el acceso a las aplicaciones, y analizar la autoexigencia y las expectativas. Asimismo, Merino Su谩rez considera que los l铆deres en las empresas deben ser 鈥渆l elemento integrador鈥 de las pol铆ticas de desconexi贸n digital. 鈥淪u actuaci贸n debe ir esencialmente dirigida a ense帽ar por el ejemplo, a la concienciaci贸n y sensibilizaci贸n de todos los integrantes del equipo鈥, a帽ade.

El profesor de la Universidad Virginia Tech reitera que las notas, alarmas, y avisos de descanso son 煤tiles, pero pierden su funci贸n si en el equipo de trabajo no se acostumbra a respetarlas: 鈥淓s por eso que las pol铆ticas o leyes no ayudan realmente. Si algunas personas las ignoran y si los l铆deres recompensan a esas personas, al final va directamente a castigar a las personas que las siguen (鈥) Puede que sea una sanci贸n t谩cita, como dificultar el acenso en la carrera o no valorarles como los dem谩s. Es una forma de subvertir las leyes鈥. Para ejemplificar, Becker cuenta que las vacaciones son obligatorias por ley, sin embargo, en Estados Unidos, 鈥渓a mayor铆a de la gente鈥 nunca las utiliza por completo, sea por la sobrecarga de trabajo o para quedar bien con sus superiores.

Los efectos negativos del correo electr贸nico y la mensajer铆a instant谩nea pueden hasta parecer menores cuando comparados con las rutinas agotadoras, las exigencias irrazonables y las metas inalcanzables que viven muchos profesionales. La obsesi贸n con permanecer siempre activo es un elemento m谩s de los que acarrean el s铆ndrome del trabajador quemado.

Un informe elaborado por Fremap, que ha analizado 380.000 bajas laborales en una muestra de 3 millones de personas, demuestra que entre 2015 y 2021 la incidencia media de los procesos de incapacidad temporal por trastornos mentales y de comportamiento (TMC) subi贸 un 17% para todos los grupos de edad. En 2021, si se obvia el impacto de la covid 19, las enfermedades mentales han sido motivo del 15% de los d铆as de baja, lo que supone la segunda causa m谩s representativa solo por detr谩s de los trastornos m煤sculo-esquel茅ticos. Adem谩s de la trascendencia para las personas, tambi茅n pesa en el bolsillo. Los procesos de incapacidad temporal ocasionaron a las empresas un coste medio salarial y de cotizaci贸n de 2.053,36 euros por baja en 2021, seg煤n el mismo informe.

William Becker resume que uno de los objetivos de su estudio era justamente mostrar a las compa帽铆as que no les interesa tener a trabajadores sobrecargados. 鈥淟as empresas piensan que obtienen algo gratis cuando la gente trabaja m谩s de lo que deber铆a, pero intentamos demostrar que, a la larga, hay que pagar un precio. Si tus empleados se agotan y tienen problemas en su vida familiar, eso acabar谩 alej谩ndolos de la organizaci贸n鈥, concluye.

Puedes seguir a EL PA脥S TECNOLOG脥A en Facebook y Twitter o apuntarte aqu铆 para recibir nuestra newsletter semanal.





Source link