Consejos de fotógrafos profesionales para sacar provecho a la edición de imágenes con el móvil | Tu Tecnología | El País

[ad_1]

Cada segundo se suben más de 1.000 imágenes a Instagram, según la aplicación Passport Photo Online. La mayoría de personas (91%) hacen fotos con sus móviles, en lugar de con cámaras digitales (7%) o tabletas (3%). Mantener la lente limpia o evitar el flash en la medida de lo posible es clave para sacar una buena captura. Pero, una vez hecho el disparo, hay otra fase prácticamente igual de importante: la edición de la imagen. Estos son algunos consejos de fotógrafos profesionales con influencia en redes sociales.

Jugar con el contraste y otros ajustes básicos del móvil

“El retoque fotográfico es el 50% de la fotografía”, asegura Gianfranco Bulgarelli (@gianfribul), creador de contenido sobre fotografía y viajes en Instagram y TikTok, donde casi alcanza los 100.000 seguidores. Durante la edición, es posible “destacar ciertos aspectos concretos para realzar lo que se quiere comunicar con la fotografía”. Cada detalle cuenta, como señala el experto: desde una simple edición de color para realzar el punto de vista de la persona que realizó la fotografía a un fotomontaje de distintas imágenes para transmitir una idea concreta.

El fotógrafo Marcos Castaño León (shotbymarcos), que tiene más de 2,5 millones de seguidores en TikTok, explica que aunque se haga una foto muy buena, “es cuando la editas cuando consigues que impacte y sorprenda”. Todos los móviles permiten realizar algunos ajustes en la imagen, como modificar el contraste, las sombras, la saturación, la temperatura o la nitidez. Para Pablo Menéndez Lapuente (PabloBackhome), que se dedica a la fotografía y al vídeo de viajes y aventuras y cuenta con más de 53.000 seguidores en TikTok, lo ideal es usar estos ajustes básicos “según la imagen”.

Cada foto es distinta y el problema es que “no hay un punto exacto para cada parámetro”, según Castaño. Por ello, aconseja ir probando todos los ajustes para comprender qué cambia con cada uno de ellos. “A veces damos unos ajustes concretos como ‘base’ y luego hay que adaptarlos a tu foto, por ejemplo, en una foto si pones el contraste en 30 está perfecto, pero quizás en otra necesitas ponerlo en 20″, señala.

Editar la misma foto de distinta manera y buscar un toque personal

Jordi y Arnau Puig (@jordi.koalitic y @arnaukoalitic), dos hermanos mellizos expertos en fotografía creativa con más de 19,4 millones y 40.000 seguidores en TikTok, también aconsejan a quienes se estén iniciando en la fotografía que jueguen con estos valores y traten de darle un toque personal a su edición. “Si tienes una fotografía en la que has tenido que exponer el cielo durante el día, con luz de sol intensa, seguramente las partes oscuras de la imagen te quedarán subexpuestas, por lo que puedes tratar de recuperar estas sombras utilizando las funciones básicas como las sombras o el contraste”, afirman.

La edición se utiliza también para apoyar lo que se quiere transmitir con la imagen. Castaño pone como ejemplo una foto de una persona sentada mirando al mar, “representando tristeza o reflexión”. “Si utilizo una edición fría (con tonos azules) y elimino los verdes, que es el color de la esperanza, voy a apoyar la narrativa mucho más que con una edición cálida (con tonos amarillos, naranjas y rojos) con colores que transmiten energía, alegría u optimismo”, señala.

Una buena opción, según Castaño, es editar una misma foto de distinta manera: “Así puedes ver cómo cambia y su percepción según el tipo de edición que utilices, además de que es una forma de entender todos los ajustes que hay para poder controlarlos a la perfección”. Bulgarelli considera fundamental ver tutoriales durante el proceso. Él mismo, en su canal de TikTok, explica cómo fotografiar las estrellas o capturar una imagen artística en un lugar lleno de turistas.

Evitar retocar demasiado y la sobreexposición

Usar estas herramientas de forma sutil es importante para evitar la sobresaturación, según Menéndez. De lo contrario, se puede generar “una imagen totalmente sobreexpuesta, demasiado contrastada o con mucho color”. La fotógrafa infantil Mireia Salido Giménez (@fotografiamireia) también recomienda no retocar demasiado las fotos porque “desvirtúa el momento” y evitar en la medida de lo posible los filtros, “ya que eliminan los colores reales de la imagen”. “Sí aconsejo ‘levantar’ un poco la luz cuando haya quedado muy oscura, siempre y cuando no la sobreexponga”, añade.

Como explica Menéndez, la edición de fotografías sirve para dirigir la mirada del espectador, además de borrar logos, elementos no deseados o manchas que salen a consecuencia de polvo o de un visor que no está limpio. Para él, lo mejor es saltarse lo preestablecido y que cada uno cree su propio estilo: “No busques copiar estilos. Desarrolla historias y cuenta con la edición lo que quieres transmitir con tus imágenes”. Él, por ejemplo, suele intentar que no estén muy saturadas, sean minimalistas y tengan colores homogéneos.

La mejor ‘app’ para editar fotos

La app más recomendada por los fotógrafos consultados es Lightroom. Jordi y Arnau Puig aseguran que permite tener acceso a muchas más funciones que el software de edición estándar de la mayoría de móviles. Por ejemplo, explican que un usuario puede trabajar los valores de edición color por color y crear sus propios presets —un conjunto de ajustes que se pueden aplicar a la vez con un simple clic— para que sus fotografías sigan siempre su estilo personal.

Entre las funciones que recomiendan de esta app, hay una de reducción de grano y otra llamada “máscara”, que permite crear puntos de luz en la imagen que no existen. Bulgarelli destaca, además, los modos que usan inteligencia artificial para seleccionar automáticamente a una persona, su cara, su ojo o el cielo y permiten editar únicamente esa zona. Además de Lightroom, en ocasiones utiliza otras aplicaciones como Photoshop, Snapseed o PicsArt.

Fotografía de un castillo en el País Vasco facilitada por Gianfranco Bulgarelli.
Fotografía de un castillo en el País Vasco facilitada por Gianfranco Bulgarelli.

Buscar luz natural, usar papel film y otros trucos al hacer fotos

Aunque la edición puede mejorar una imagen, hay algunos aspectos a tener en cuenta en el momento de hacer la fotografía —independientemente de que se use el móvil o una cámara—. En el caso de que se esté en un interior, Salido recomienda ponerse cerca de una ventana o en un lugar en el que se tenga luz natural. Para obtener imágenes que “parecen mágicas”, aconseja hacer contraluces con fotos que vayan a estar en blanco y negro. Además, recuerda “un truquito de fotógrafos”: “Yo en el objetivo de mi cámara a veces pongo papel film y se crea una bruma, de forma que parece que le has hecho una edición a la foto como si fuera una neblina”. Algo que sirve para “darle un toque romántico, bohemio y renacentista a las fotos”.

El secreto para capturar las mejores imágenes, según Bulgarelli, es hacer “más y más fotos”: “Cuantas más hagas, más aprenderás”. El experto también aconseja utilizar de vez en cuando el modo manual para aprender cuáles son los parámetros básicos de una cámara, seguir a creadores de contenido fotográfico y ser autodidacta: “En TikTok, YouTube e Instagram hay infinidad de perfiles que te enseñan fotografía desde cero”.

Sacar partido al modo profesional de la cámara del móvil

“Siempre que quieras hacer una buena foto con móvil, esa que vas a subir a tus redes sociales, yo recomiendo dispararla usando la opción ‘profesional’ que viene en las cámaras de nuestros móviles para poder ajustar la sensibilidad ISO, la velocidad de obturación, el balance de blancos…”, afirma el fotógrafo Alex Neza (@yosoyneza), que tiene más de 1,3 millones de seguidores en TikTok. Como no todos los móviles tienen esta función, en su defecto, “se puede usar la cámara de la app Lightroom”.

El ISO hará que el sensor sea más sensible —que capture mayor luz, pero genere más granulado— o menos —captura menos luz pero genera menos granulado—. Así lo explica Neza, que también aconseja fijarse en la velocidad de obturación: cuanto más alta sea, más se congela la imágen, pero menos luz entra, y cuanto más baja, menos se congela, pero más luz entra. “Por ejemplo, si estás haciendo fotografía de motor, puede ser bastante divertido y llamativo hacer una foto con la sensibilidad de ISO baja y la velocidad de obturación baja. De esta forma, siguiendo al sujeto mientras tomas la foto, puedes hacer que tu fondo tenga un desenfoque de velocidad”, señala.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.



[ad_2]

Source link