Sánchez destaca en la Cumbre Social Tripartita la importancia del diálogo social como motor de progreso para el proyecto europeo

Bruselas (Bélgica)

En el marco de la Presidencia española del Consejo de la Unión Europea, que España ostenta durante este semestre, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez ha participado en la Cumbre Social Tripartita, un foro de diálogo entre las instituciones de la UE, representadas por sus presidentes y por los interlocutores sociales europeos. En esta ocasión, el tema principal de la Cumbre Social Tripartita ha sido «Poner los pilares de una economía europea fructífera para los trabajadores y las empresas».

Este encuentro, que ha tenido lugar en Bruselas, también ha contado con la presencia de la presidenta de la Comisión, Úrsula von der Leyen, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y los interlocutores sociales europeos de BusinessEurope, de la Confederación Europea de Sindicatos, o de la asociación de empresas con servicios de interés general (SGI), entre otros. Asimismo, este foro ha contado con la participación, en una de las mesas de trabajo, de la ministra de Trabajo y Economía Social y vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz.

Durante su intervención, el presidente Sánchez ha destacado el valor que el diálogo social tiene para el Gobierno de España, y ha transmitido que se trata del método más sólido para avanzar, puesto que contribuye a la estabilidad social y económica, al tiempo que refuerza los fundamentos de cada norma política pública en la que está presente. En este contexto, ha subrayado la necesidad de reforzar la Cumbre Social Tripartita, y ha puesto en valor la importancia de hacer de este foro, a futuro, un espacio estratégico para la toma de decisiones en el ámbito europeo.

Pedro Sánchez ha puesto de relieve el papel decisivo que el diálogo social ha tenido durante los últimos años en España para impulsar una ambiciosa agenda reformista y avanzar en políticas laborales, pensiones, igualdad de género y de protección social. Así pues, ha destacado que los grandes acuerdos sociales han sido alcanzados con sindicatos y organizaciones empresariales, lo cual los convierte hoy en consensos más robustos y duraderos gracias al trabajo realizado con los interlocutores sociales.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta segunda en funciones, Yolanda Díaz, durante la Cumbre. | Pool Moncloa/Fernando Calvo

En este sentido, el presidente del Gobierno en funciones se ha referido expresamente a cuatro grandes acuerdos fruto del diálogo social: los ERTES, que permitieron a las empresas afrontar el ‘shock’ económico provocado por el COVID; la subida del salario mínimo del 47% desde 2019 hasta situarlo prácticamente en el 60% del salario medio; las medidas adoptadas en materia de igualdad de género, que han contribuido a reducir en 5 puntos la brecha salarial desde 2018; y por último, la reforma laboral. Sobre esta última, Pedro Sánchez ha destacado que, desde su entrada en vigor se ha reducido la tasa de desempleo 2,1 puntos, esto es, más que ninguna otra de las cinco mayores economías de la UE. Además, ha estacado que esta reforma ha tenido un impacto muy significativo en tres áreas: la reducción de la temporalidad en siete puntos, la reducción del empleo juvenil en más de 30 puntos y el descenso del paro de larga duración en un 25%.

Además, ha subrayado la voluntad de España de continuar reforzando la dimensión social del semestre en que nuestro país ostenta la presidencia del Consejo de la UE. El balance, pasado el ecuador de la misma, es positivo en muchos ámbitos, tal y como ha recordado el presidente. Concretamente, Pedro Sánchez se ha referido a la adopción de la Recomendación del Consejo para el Desarrollo de una Economía social, o a la decisión relativa a las directrices en las políticas de empleo de los Estados miembros. Además, ha destacado en el plano legislativo, la voluntad de España de volcar todos los esfuerzos necesarios para tratar de avanzar y cerrar acuerdos con el Parlamento Europeo en la directiva sobre condiciones laborales en el trabajo de plataformas, así como el reglamento de coordinación en materia de seguridad social o la directiva sobre la Tarjeta Europea de Discapacidad.

Asimismo, Pedro Sánchez ha destacado la necesidad de fortalecer los pilares de la economía europea, asegurando que la doble transición digital y ecológica sólo podrá abordarse garantizando que las personas trabajadoras, las desempleadas y también las empresas puedan disponer de las competencias necesarias. Para ello, ha puesto de relieve la importancia de cualificar a los trabajadores, especialmente en sectores que actualmente se encuentran en transformación y que tienen un alto potencial en materia de creación de empleo. En este contexto, se ha referido a expedientes industriales que se negocian bajo la Presidencia española, como la Ley de Cero Emisiones Netas y la Ley de Materias Primas Críticas, que mantienen un enfoque centrado en la provisión de unas capacidades suficientes a la fuerza laboral.

Durante este encuentro, se ha abordado también la situación económica de la Unión y el modo en que Europa debería avanzar hacia la autonomía estratégica y la resiliencia de nuestras economías, sin dejar de reforzar la dimensión social europea. Además, han tratado la importancia de mejorar y reciclar competencias de los trabajadores, y ha recordado la actual dificultad a la que Europa se enfrenta a la hora de cubrir puestos vacantes. Los datos de Eurostat avalan que casi 3 de cada 100 puestos de trabajo se encuentran en dicha situación. Ante este desafío, ha asegurado el presidente del Gobierno en funciones, es primordial aumentar el apoyo a las personas trabajadoras, con especial atención a las poco cualificadas, así como a los jóvenes, las personas migrantes y aquellas que se encuentran en situación de desempleo.

El presidente del Gobierno en funciones, en la comparecencia conjunta tras la Cumbre Social TripartitaLa secretaria general de la Confederación Europea de Sindicatos, el presidente del Gobierno en funciones, el presidente del Consejo Europeo, el comisario europeo de Empleo y Derechos Sociales y el director general de BusinessEurope. | Pool Moncloa/Fernando Calvo

Por último, Pedro Sánchez se ha referido al Año Europeo de las Competencias, una iniciativa que la presidenta de la Comisión, Úrsula von der Leyen, hizo pública durante su discurso del debate sobre el estado de la Unión de 2022. Ha valorado la idoneidad de este proyecto, recordando que a esta filosofía responde precisamente el amplio paquete de reformas que el Gobierno de España ha puesto en marcha con la participación de los gobiernos central y autonómico. Se enmarcan en este contexto medidas como la nueva Ley de Educación, la Ley de Universidades o la Ley de Formación Profesional, que ha hecho aumentar el número de estudiantes un 23% duplicando el porcentaje de trabajadores en procesos de formación, hasta el 20%.

Pedro Sánchez ha recordado que una de las prioridades de la presidencia española del Consejo de la UE es impulsar una mayor justicia social y económica. En este sentido, ha puesto en valor la adopción de la Recomendación del Consejo para el Desarrollo de una Economía social o la decisión relativa a las directrices en las políticas de empleo de los EEMM, sin olvidar las importantes conclusiones sobre salud mental y trabajo precario, o sobre protección social de Trabajadores autónomos.

El presidente ha subrayado además que las competencias son hoy la llave para garantizar un futuro mejor en el ámbito del trabajo y que, para evitar posibles impactos negativos de la transición digital y ecológica en determinados sectores y territorios, será necesario continuar avanzando de la mano de las organizaciones empresariales y los sindicatos, aliados clave en la anticipación y la detección de las necesidades de competencias de los mercados de trabajo.