Pedro Sánchez propone un gobierno que dé a España «cuatro años más de estabilidad, convivencia y progreso»

Congreso de los Diputados, Madrid

El jefe del Ejecutivo en funciones y candidato a la Presidencia del Gobierno propuesto por el Rey Felipe VI tras la ronda de consultas de los días 2 y 3 de octubre ha solicitado la confianza del Congreso de los Diputados para que España siga avanzando y afronte transformaciones como el cambio climático, la globalización, las desigualdades entre naciones, el auge de los conflictos bélicos o la llegada de la inteligencia artificial.

Estas transformaciones, ha señalado en la intervención inicial del debate de investidura, provocan incertidumbre y un sentimiento de indefensión en los ciudadanos y alimentan expresiones políticas reaccionarias que pueden acabar por minar las bases de la democracia. Frente a estas opciones, Pedro Sánchez ha apostado por el avance, por la consolidación del estado del bienestar y por la extensión de las conquistas logradas en los últimos años, como la dignidad en el trabajo, el empoderamiento de las mujeres, el respeto a la diversidad sexual y la integración de las personas migrantes.

El candidato ha afirmado que solo un gobierno progresista en España es capaz de paralizar el desmantelamiento de los valores constituciones y democráticos y el recorte de los logros sociales que «la derecha reaccionaria» está aplicando en algunas comunidades autónomas. «En esta sesión nos toca elegir camino. O bien abrimos la puerta a ese movimiento o lo frenamos en seco erigiendo un muro de democracia, convivencia y tolerancia», ha dicho.

Sánchez ha defendido el «camino del avance y del progreso», ha descartado «la política del insulto, del odio y la crispación» y ha pedido que se aparque el «negacionismo climático, el clasismo, el machismo y la xenofobia». «Vengo a proponer que demos a España cuatro años más de estabilidad, convivencia y progreso y que digamos no a los reaccionarios cuyo único propósito es la involución y la confrontación», ha remarcado.

El presidente en funciones ha destacado que, en los últimos cuatro años, España se ha convertido en un país más próspero, justo y respetado y ofrece más oportunidades porque las medidas puestas en marcha por la coalición progresista han funcionado, por lo que ha solicitado el apoyo de la Cámara para transitar por el mismo camino.

Pleno empleo y aumento del poder adquisitivo

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante su intervención en la primera sesión del debate de investidura como candidato a la Presidencia del Gobierno de la XV Legislatura. | Pool Moncloa/Fernando Calvo

A lo largo de su discurso, Pedro Sánchez ha detallado los objetivos principales que tendrá su Ejecutivo en caso de lograr la confianza de los diputados.

El primero de esos «ocho compromisos» con la ciudadanía es culminar la modernización iniciada la pasada legislatura, transformando en clave verde y digital el tejido productivo: «Redoblaremos nuestra apuesta por la innovación, la formación y la digitalización, y desplegaremos 115.000 millones de euros de los fondos europeos para ayudar a que este proceso de cambio llegue a todas nuestras pymes y autónomos».

La meta es, por un lado, tener más y mejores empleos, lo que se concreta en «alcanzar el pleno empleo», garantizar por ley que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) siga aumentando para mantenerse en el 60% del salario medio e impulsar la reducción de la jornada laboral a las 37,5 horas semanales.

Por otro lado, el Gobierno adoptará iniciativas para que «el poder adquisitivo de los españoles vuelva a crecer» a medio y largo plazo, pero también en los próximos meses: extenderá la bajada del IVA de los alimentos hasta junio de 2024; elevará a los 38.000 euros el umbral de renta que permite acogerse a la medida del alivio hipotecario, y el transporte público será gratuito desde el 1 de enero para todos los menores y los jóvenes y las personas desempleadas.

Mejorar la vida de la ciudadanía

El segundo compromiso es «seguir reforzando el estado del bienestar para mejorar la vida de la gente, empezando por el Sistema Nacional de Salud». En este ámbito, ha anunciado la puesta en marcha, con los gobiernos autonómicos que lo deseen, de un plan para reducir de manera drástica las listas de espera, así como el refuerzo de la atención primaria y un Pacto de Estado por la Salud Mental que garantice que en España «no haya un solo ciudadano que necesite ayuda psicológica y no pueda obtenerla».

El candidato ha defendido una educación pública de calidad, con mejores condiciones para el profesorado y más becas; una «ciencia puntera», con más financiación para los centros de investigación y un Estatuto del Personal Docente e Investigador, y una «cultura libre y accesible para todos», garantizada con una Ley de Derechos Culturales.

Revalorización de las pensiones y mejor atención a la dependencia

Además, con el fin de «blindar la dignidad y el bienestar de nuestros mayores», ha avanzado que se seguirán revalorizando las pensiones conforme al IPC y se aumentarán los recursos destinados a la dependencia para conseguir un modelo asistencial de mayor calidad, más personalizado y que priorice la atención domiciliaria. Además, cada año se destinarán 5.000 millones de euros al fondo de reserva de las pensiones «para que los trabajadores de hoy tengan pensiones dignas cuando se jubilen».

Pedro Sánchez, al inicio de su discurso de investidura ante el Pleno del Congreso de los DiputadosEl presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, sube a la tribuna para iniciar su discurso en la primera sesión del debate de investidura como candidato a la Presidencia del Gobierno de la XV Legislatura. | Pool Moncloa/Fernando Calvo

También se reforzará el Ingreso Mínimo Vital (IMV), simplificando los requisitos de acceso, y se establecerá un nuevo modelo de atención presencial a la ciudadanía con horarios flexibles y sin cita previa obligatoria. Por ley se fijará un máximo de 30 días para la recepción de prestaciones como las ayudas a la dependencia.

Para reforzar el estado del bienestar y, a la vez, reducir el déficit público, Sánchez ha abogado por mejorar la eficiencia de la Administración, combatir la economía sumergida y la evasión fiscal, incrementar la progresividad del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y garantizar un mínimo efectivo del 15% en el Impuesto de Sociedades.

Facilitar el acceso a la vivienda

La tercera prioridad es mejorar el acceso a la vivienda, «uno de los mayores problemas a los que se enfrentan muchos ciudadanos y, sobre todo, los jóvenes», ha afirmado el candidato. La premisa de la acción del Ejecutivo tiene que ser «ayudar a los inquilinos y a los pequeños propietarios».

En este sentido, ha anunciado el aumento del bono para el alquiler, la creación de una línea de avales que les permitirá cubrir hasta el 20% de la hipoteca y la habilitación de las 183.000 viviendas públicas para alquiler asequible ya comprometidas. En cuanto a los propietarios de clase media y trabajadora que tienen en la vivienda su principal instrumento de ahorro o una red de seguridad, se les ayudará a reformar y modernizar sus viviendas a través del marco jurídico y con incentivos fiscales para el alquiler.

Una transición ecológica que no deje a nadie atrás

Como cuarta prioridad de la legislatura, Pedro Sánchez ha señalado una transición ecológica «que ayude a mitigar el cambio climático, proteja nuestra naturaleza y genere riqueza y nuevas oportunidades en todo el territorio».

El candidato ha propuesto favorecer a las comunidades energéticas y triplicar la potencia instalada de autoconsumo para lograr que, a finales de esta década, la mitad de toda la energía consumida en España sea de origen renovable. También ha abogado por restablecer la Comisión Nacional de la Energía para garantizar el mejor funcionamiento del sistema energético, modernizar las infraestructuras hidrológicas, impulsar la agricultura ecológica y regenerativa, aprobar una Ley de Agricultura Familiar y desplegar una Estrategia Nacional de Alimentación para España.

Igualdad efectiva y lucha contra la violencia de género

Pedro Sánchez, durante su discurso de investidura ante el Pleno del Congreso de los DiputadosEl presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante su discurso en la primera sesión del debate de investidura como candidato a la Presidencia del Gobierno de la XV Legislatura. | Pool Moncloa/Fernando Calvo

Garantizar que España siga siendo un referente en igualdad es la quinta prioridad recogida en el discurso de Pedro Sánchez, quien ha manifestado que «mejorar la vida de las mujeres es alcanzar la igualdad plena y efectiva». Para corregir las desigualdades que persisten, ha avanzado la aprobación de una Ley de Representación Paritaria, la ampliación del permiso de paternidad y maternidad a las 20 semanas, la universalización de la educación pública desde los 2 años y la concesión a las familias monoparentales con dos hijos del mismo nivel de protección del que disfrutan las familias numerosas.

También en el ámbito de la igualdad, el candidato se ha comprometido a buscar un Pacto de Estado por las personas LGTBI, que considera «más necesario que nunca».

Sánchez ha destacado, además, la necesidad de seguir combatiendo la violencia de género. En cuanto a los abusos sexuales a menores, se reforzará el marco jurídico para que la responsabilidad civil no prescriba; se creará un fondo estatal para el pago de ayudas y compensaciones a las víctimas; y, siguiendo las recomendaciones del Defensor del Pueblo, se reforzarán los mecanismos de acompañamiento y supervisión de la Ley de Protección Integral a la Infancia y la Adolescencia.

Más cohesión territorial y solidaridad con las CCAA

«Procurar una vida mejor a los españoles significa reducir las diferencias que existen entre provincias y fortalecer la cohesión territorial», ha dicho el candidato. La sexta prioridad del Gobierno es, por tanto, seguir avanzando hacia «el modelo descentralizado y policéntrico que postula nuestra Constitución». En esta línea, se dedicará el grueso de los fondos europeos a crear nuevas industrias y oportunidades «fuera de las grandes capitales», se mejorarán las infraestructuras ferroviarias y se garantizará el acceso a los servicios públicos básicos de todos los municipios en un radio de menos de 30 minutos.

Respecto a la financiación autonómica, Pedro Sánchez se ha comprometido a impulsar un nuevo modelo «que garantice los recursos necesarios a todos los territorios, basándonos en los principios de equidad, autonomía financiera y corresponsabilidad fiscal». También ha defendido continuar por la «senda de solidaridad» con las comunidades autónomas de la legislatura pasada, asumiendo una parte de su deuda.

Reencuentro con Cataluña: diálogo, generosidad y perdón

Pedro Sánchez, durante su discurso de investidura ante el Pleno del Congreso de los DiputadosEl presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante su intervención en la primera sesión del debate de investidura como candidato a la Presidencia del Gobierno de la XV Legislatura. | Pool Moncloa/Fernando Calvo

Pedro Sánchez ha afirmado que su séptima prioridad es avanzar en la agenda del reencuentro con Cataluña para garantizar una mejor convivencia en España: «Debemos impulsar la convivencia y el perdón no solo para ganar una legislatura de progreso, sino para apostar por un futuro de reconciliación y de concordia».

El Gobierno de coalición progresista que pretende encabezar, ha dicho, no comparte la idea de que los territorios estarían mejor siendo independientes: «Nosotros estamos convencidos de que una España unida es una España mejor, más próspera y más fuerte».

Para garantizar esa unidad, Sánchez apuesta por la «vía del diálogo, del entendimiento y del perdón», aunque sea difícil porque las posturas son muy distintas, en lugar de por la alternativa de la imposición y la crispación social. «Hemos antepuesto la negociación a la imposición, el rencuentro a la venganza; en definitiva, la unidad a la fractura. Donde antes hubo quiebra de la Constitución en determinados territorios, en estos último cinco años, se cumple en todos», ha remarcado.

En este contexto, el candidato ha afirmado que no hay camino más seguro hacia el entendimiento que restablecer los puentes políticos que jamás debieron romperse: «Por eso hemos indultado a los líderes del ‘procés’, y por eso hemos apoyado el uso de las lenguas cooficiales en el Congreso y promovido su uso en las instituciones europeas».

Sánchez ha añadido que la vía del entendimiento está funcionando porque la convivencia ha vuelto a las calles y el diálogo a las instituciones, y la mayoría de los ciudadanos y de los grupos parlamentarios prefiere la Cataluña de 2023 a la de 2017. «El diálogo, la generosidad y el perdón han funcionado y han ayudado a restaurar heridas», ha afirmado.

Amnistía legal y constitucional

El candidato ha argumentado que su Gobierno ha impulsado la amnistía a las personas encausadas en el ‘procés’ porque esta medida de gracia puede contribuir a superar la fractura que se abrió en octubre de 2017, a acercar posturas y a persuadir a muchos catalanes de que España es un buen país para ellos y que Cataluña está lista para el reencuentro total.

Pedro Sánchez, en su escaño durante la primera jornada de la sesión de investidura en el Congreso de los DiputadosEl presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, afronta la primera sesión del debate de investidura como candidato a la Presidencia del Gobierno de la XV Legislatura. | Pool Moncloa/Fernando Calvo

Pedro Sánchez ha reconocido que esta medida puede o no ser compartida por muchos ciudadanos, cuya opinión respeta enormemente, pero se adopta «para consolidar los avances logrados en los últimos cuatro años y seguir avanzando por la senda de la convivencia y del progreso» y «evitar que España retroceda» en derechos y libertades.

«La amnistía que planteamos es perfectamente legal y acorde a la Constitución», ha subrayado el presidente en funciones, quien ha recordado que esta medida no es inédita porque otros países la han aplicado, así como los gobiernos del Partido Popular que precedieron al suyo cuando necesitaron votos para «evitar el bloqueo y asegurar la gobernabilidad de España». «Y ninguna de esas concesiones debilitó a España ni rompió nuestra democracia ni caminamos hacia una dictadura. Nos convirtieron en un Estado descentralizado, como lo son muchos de los países más avanzados del mundo», ha agregado.

«La amnistía se aprobará con luz y taquígrafos. Con total transparencia. Va a ser debatida en el Congreso. Va a contar con todas las garantías jurídicas, con el voto mayoritario de esta cámara democráticamente electa. No va a ser un ataque a la Constitución del 78, sino todo lo contrario, será una muestra más de su fortaleza y de su vigencia», ha transmitido Sánchez.

A juicio del candidato, la amnistía beneficiará a líderes políticos cuyas ideas no comparte y cuyas acciones rechaza, pero ayudará a cientos de ciudadanos que se vieron arrastrados por el ‘procés’, como los policías nacionales y los ‘mossos d’esquadra’ que sufrieron las consecuencias de una crisis política.

Liderazgo en Europa

La octava prioridad expuesta por el candidato es Europa, donde «España ha cobrado un protagonismo internacional que nunca había tenido». Pedro Sánchez ha recordado que antes de ostentar la Presidencia del Consejo de la Unión Europea ya había liderado debates importantes como la reforma del mercado eléctrico o la Política Agrícola Común y ahora es un referente continental en temas como la autonomía estratégica, la transición verde y digital o las políticas de migración y asilo.

En los próximos años, ha añadido, la Unión Europea tendrá que tejer nuevos lazos con el resto del mundo, consolidar su liderazgo tecnológico y científico a nivel global y abordar desafíos como la migración y el cambio climático. Además, tendrá que acometer una ampliación hacia los Balcanes Occidentales, Ucrania, Moldavia y Georgia, y España estará entre los países que lideren esos procesos. Analizará los retos, buscará las oportunidades, propondrá soluciones, defenderá los valores europeos e impulsará el diálogo y el respeto a la pluralidad en el continente.

Pedro Sánchez, durante su discurso de investidura ante el Pleno del Congreso de los DiputadosEl presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, durante su intervención en la primera sesión del debate de investidura como candidato a la Presidencia del Gobierno de la XV Legislatura. | Pool Moncloa/Fernando Calvo

El objetivo, ha mantenido el presidente en funciones, es mejorar la vida de los españoles. «Ese es el propósito que ha guiado y guiará la acción del gobierno de coalición progresista: dar a nuestros ciudadanos una vida más plena. Una vida de certezas, de seguridades, con más y mejor empleo, más y mejores servicios públicos, más viviendas asequibles, más sostenibilidad medioambiental, más igualdad, más cohesión territorial, más convivencia y más Europa».

En el ámbito internacional, Pedro Sánchez también ha trasladado el compromiso de que su nuevo gobierno trabajará para que España, Europa y la comunidad internacional reconozcan al Estado palestino. Además, ha manifestado que continuará apoyando a Ucrania «hasta que el último soldado ruso abandone un país que quiere ser libre y europeo».

Procedimiento de investidura

Tras un receso, la sesión de investidura continúa hoy y mañana con la intervención de los representantes de los grupos parlamentarios. Cuando concluya el debate, se celebrará la primera votación, en la que el candidato necesita el apoyo de la mayoría absoluta del Pleno (176 diputados) para ser elegido presidente del Gobierno.

En caso de no obtenerlo, tendrá lugar una segunda votación pasadas 48 horas desde la primera, en la cual el candidato será investido si logra una mayoría simple, es decir, más votos a favor que en contra.