«España liderará el Grupo de Combate en Eslovaquia, donde desplegaremos 700 soldados» [Presidente/Actividad]

Vilna (Lituania)

En un momento crucial para la seguridad euroatlántica, España ha transmitido un mensaje de unidad, destacando que la cohesión es el principal activo de los aliados.

Así pues, han reforzado durante esta Cumbre su postura de Disuasión y Defensa, en un claro mensaje de determinación frente a Putin. En este contexto, se ha llevado a cabo la aprobación de los planes que las autoridades militares de la Alianza Atlántica necesitan para hacer frente a cualquier contingencia. Asimismo, se ha renovado la estructura de mando y control, que pasará a complementarse con ofertas de cuarteles generales nacionales, tal y como ha destacado el presidente Sánchez. «Esta nueva estructura adaptada a la actual situación deberá ser capaz de efectuar la transición de paz, a la de crisis y conflicto», ha señalado.

El presidente del Gobierno ha subrayado que España continuará contribuyendo al esfuerzo aliado hasta lograr una paz justa y duradera, sin abandonar el espíritu de compromiso y solidaridad con la defensa colectiva de la OTAN. En este contexto, y dando continuidad al esfuerzo que nuestro país ha realizado en numerosos países del flanco oriental durante los últimos años, España reforzará sustancialmente su presencia en Rumanía y liderará el Grupo de Combate en Eslovaquia, desplegando sus fuerzas por primera vez en este país.

Asimismo, Ucrania ha ocupado un lugar prioritario durante esta cumbre, con la participación del presidente Volodimir Zelenski en la primera reunión del recién constituido Consejo OTAN-Ucrania. «Vivimos tiempos inciertos, ensombrecidos por los trágicos sucesos que nos llegan cada día desde Ucrania», ha lamentado el presidente del Gobierno, recordando que la seguridad en Europa está amenazada y esto conlleva, además, consecuencias económicas, energéticas y alimentarias en todo el mundo.

En este contexto, se ha llevado a cabo la aprobación de un ambicioso plan de apoyo plurianual para ayudar a Ucrania en el desarrollo de sus Fuerzas Armadas, que contribuirá a adaptar sus capacidades militares para homologarlas con los estándares de la OTAN.

En lo relativo a la aspiración de Ucrania a unirse a la Alianza, el presidente Sánchez ha destacado que los aliados afirman en el comunicado final de la Cumbre que el futuro de Ucrania se encuentra indudablemente en la OTAN, una declaración que renueva el compromiso de Bucarest de 2008. En este sentido, la Alianza Atlántica estará en posición de extender la invitación a Ucrania para formar parte de la OTAN una vez se alcance un acuerdo al respecto y se reúnan todas las condiciones necesarias.

Asimismo, en los márgenes de la cumbre, los líderes del G7 han hecho pública una Declaración Conjunta que formaliza su apoyo a Ucrania mediante la adopción de compromisos de seguridad en el medio y en el largo plazo, con la finalidad de garantizar que Ucrania cuente con el apoyo de los firmantes para desarrollar sus Fuerzas Armadas y que, de este modo, sean capaces de ejercer su legítima defensa y su Disuasión eficaz frente a Rusia. Este comunicado está abierto a la firma del resto de aliados y España, tal y como ha anunciado el presidente del Gobierno tras la Cumbre, ha decidido sumarse a esta Declaración.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia en la rueda de prensa posterior a la Cumbre de la OTAN | Pool Moncloa/Fernando Calvo

El presidente del Gobierno ha destacado que esta cumbre ha sido de gran utilidad para continuar ampliando la Alianza y la colaboración con otros socios. Esta ha sido la primera Cumbre de la OTAN en la que Finlandia ha participado como aliado y, además, la entrada de Suecia ha quedado desbloqueada, una noticia que Pedro Sánchez ha calificado de «excelente», destacando que esto «refuerza el mensaje de unidad y cohesión que queremos proyectar».

Los aliados han podido profundizar la agenda de trabajo común con los socios del Indo-Pacífico y de la Unión Europea. «Afrontamos desafíos comunes y defendemos los mismos valores e intereses», ha subrayado el presidente del Gobierno, recordando que existe un objetivo común basado en defender el orden internacional basado en normas ampliamente reconocidas. Así pues, España ha subrayado que, con los socios del Indo-Pacífico, existe margen para reforzar nuestra cooperación en ámbitos como el cibernético, las amenazas híbridas, la innovación, seguridad marítima o la resiliencia.

Asimismo, España ha insistido en esta Cumbre en la necesidad de que la OTAN preste también atención a las amenazas y oportunidades procedentes del Sur. En este sentido, el comunicado de la OTAN se hace eco del acuerdo entre los aliados para la elaboración de un informe detallado sobre las amenazas y desafíos procedentes del flanco sur, que se presentará en la Cumbre de Washington de 2024.