La Rioja mantiene la tasa de pobreza de 2015

[ad_1]

Logroño, (EFE).- La Rioja mantiene dos décimas por encima de 2015 la tasa de pobreza (Arope), hasta el 20,9 %, por lo que más de 66.000 personas viven por debajo del umbral de pobreza, aunque en los últimos años la ha reducido en algunos indicadores.

Estos datos figuran en el informe “El Estado de la Pobreza en las CCAA – 2023”, de la Red Europea contra la Pobreza y la Exclusión Social, que sitúa a La Rioja como la séptima región donde la tasa es más baja, a cinco puntos menos que la media nacional, fijada en el 26 %.

El documento indica que La Rioja está a la cabeza de algunos indicadores, ya que es la cuarta región en la que hay menos población en riesgo de pobreza severa, con un 40 % de renta o menos que la media nacional; un 6 % (8,9 % de media nacional); lo que supone que un 36 % de las personas están en situación de pobreza.

Se considera que las personas son pobres si viven en un hogar cuyos ingresos son inferiores a 10.088 euros (840,6 euros al mes) y, con ese indicador, La Rioja cuenta con un 16,6 % de la población en riesgo de pobreza.

Otro de los indicadores del informe relaciona la pobreza con las pensiones y explica que, en 2022, un 31,6 % de las personas jubiladas en La Rioja estaban por debajo del umbral de la pobreza, de ellas el 13,7 % en pobreza severa; dos puntos menos que el año anterior, por debajo de la media nacional en ambos ejercicios.

La Rioja es la segunda comunidad de España, tras el País Vasco, donde la privatización material y social es menor (un 3,9 % de la población frente al 7,7 % nacional); un indicador que se ha reducido desde 2015 (4,8 %), aunque no llega al de 2008 (2,8 %).

El 8,8 % de los riojanos no podían permitirse en 2022 mantener su hogar con una temperatura adecuada, que fue del 9 % el año anterior; lo que supone la segunda cifra más baja de España; y el 18,3 % no puede irse de vacaciones al menos una semana al año, la cifra más baja del país, un 22,4 % en 2021.

La Rioja también tiene el menor índice de personas que no pueden comer carne, pollo o pescado al menos una vez cada dos días, un 2,2 % (3 % en 2021); y un 19,6 % no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos, la segunda más baja de España (22,5 %).

[ad_2]

Source link