Cecilia Roth repasa sus más de 45 años de trayectoria

[ad_1]

Rodrigo García Melero |

Buenos Aires (EFE).- Con más de 45 años de trayectoria, Cecilia Roth sigue tan vigente o más que en los tiempos en que inició su “larga” historia artística y de amistad con Pedro Almodóvar. “Mi vida es trabajar y trabajar es mi vida”, cuenta a EFE esta célebre argentina, que se dio a conocer como actriz en España en unos años 80 en los que, afirma, no había más libertad que ahora.

“No se puede decir que en esa época éramos más libres que ahora, no. Se ha evolucionado en los derechos de género, en muchísimas cosas que en ese momento no eran así, y eso es libertad. En derechos sociales, derechos humanos, en relación a la mujer…”, explica la intérprete.

Roth, nacida en Buenos Aires en 1956, ganadora de dos Premios Goya a Mejor Actriz Protagonista por “Martín (Hache)” (Adolfo Aristarain, 1997) y “Todo sobre mi madre” (Almodóvar, 1999), recuerda cómo hace cuatro décadas se naturalizaba que en una película un actor “tocara el culo a una actriz diciéndole: ‘venga, niñita…’”.

“Pues no, ahora no es así, y eso es mayor libertad”, agrega, y reconoce que aquella libertad de los 80, en el caso de España, tenía un “sentido” tras salir de la dictadura. “Ya esa libertad es distinta que esta libertad que vivimos ahora, que está como naturalizada y no es así: hay que luchar por ella todos los días, como por la democracia”, remarca.

El director Pedro Almodóvar (c) posa junto a las actrices protagonistas "Entre tinieblas" (1983), de i a d, Julieta Serrano, Carmen Maura, Cecilia Roth, Cristina Sánchez Pascual y Marisa Paredes.
El director Pedro Almodóvar (c) posa junto a las actrices protagonistas “Entre tinieblas” (1983), de i a d, Julieta Serrano, Carmen Maura, Cecilia Roth, Cristina Sánchez Pascual y Marisa Paredes. Efe/md

“Es parte de mi vida”

Hija del escritor y periodista Abrasha Rotenberg y la cantante y pianista Dina Rot, y hermana del músico Ariel Rot, debutó en el cine argentino en el mismo 1976 en que toda la familia se marchó a España huyendo de la dictadura militar (1976-1983).

Madrid se convirtió entonces en su talismán en plena efervescencia democrática. “No lo llamaría exilio. Si lo llamás exilio, ya es otra cosa. El exilio es durísimo; yo no lo viví como un exilio, lo viví como una aventura que luego se transformó en la vida real y cotidiana. Yo no volví a Buenos Aires durante 11 años”, recuerda.

Su participación en “Arrebato” (Iván Zulueta, 1979), película de culto de la movida madrileña, fue una de sus primeras incursiones en el cine español. Tiempos en los que conoció a Almodóvar, una relación que aún perdura.

“Es parte de mi vida, sigue siéndolo, absolutamente. Me interesa y me importa lo que piensa, me interesa y me gusta hablar con él, le quiero. Es una historia muy larga, que se puede contar para atrás pero también para adelante”, indica.

‘Chica Almodóvar’ en todas las etapas del cineasta, su papel de Manuela en “Todo sobre mi madre”, Óscar a mejor filme extranjero, marcó su currículum. “Cuando terminás de hacer un personaje, ya ese personaje es parte de ti, de algún órgano de tu cuerpo (…) y ya está ahí para siempre”, subraya.

El ¿sueño? de Hollywood

También musa de su expareja, el cantautor Fito Páez, con quien adoptó un hijo, Martín, se sincera sobre si el cine estadounidense la tentó: “Siempre me han ofrecido cosas que yo, en mi país, ni en Argentina ni en España hubiera hecho. Entonces, ¿porque es Hollywood voy a hacerlas? Pues no”.

La actriz Cecilia Roth posa para EFE durante una entrevista.
La actriz Cecilia Roth posa para EFE durante una entrevista. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni

Pero trabajo no le falta. Acaba de estrenar su último filme como protagonista, “Las fiestas” (Ignacio Rogers), y un documental al que pone voz, “En cumplimiento del deber”, de Jorge Gaggero, que aborda la presunta trama de corrupción que rodea al incendio, en 2014, de un depósito en Buenos Aires de la firma estadounidense Iron Mountain, en el que murieron varios bomberos y rescatistas.

“Fue un incendio intencionado porque este galpón, muy precario, además guardaba documentación privada de grandes empresas nacionales e internacionales, bancos etc… Material secreto. (…) Hubo 10 muertos; dos más se suicidaron un tiempo después y la historia no está resuelta, no se ha hecho justicia con ella, no se ha investigado”, señala.

Consultada por si todo artista debe tener compromiso político y social, Roth -que en varias ocasiones ha mostrado afinidad con el kirchnerismo- asevera que el artista “cuenta su época” y eso “es política”, que “no está alejada” de nada de lo que hacemos.

Recuperada de la fractura del sacro que sufrió en 2022, pronto regresará a España para grabar “La Mesías”, serie de Javier Ambrossi y Javier Calvo, y en 2024 volverá al teatro con “Los días felices”, de Samuel Beckett, dirigida por Lluís Pasqual.
La intensa actividad de un icono que, pese a su belleza, es tajante: “Nunca me sentí un mito erótico, para nada”, concluye.

[ad_2]

Source link