Olesen hace la goma pero remata el triunfo en The Belfry



El danés Thorbjorn Olesen, que inició la última jornada con una amplia ventaja, para complicarse sus opciones del torneo en los primeros quince hoyos, despertó a tiempo y con un ‘eagle’ en el 17 y un ‘birdie’ en el 18, para un 73 (+1), y un total final de 278 (-10), se llevó el Masters Británico, del DP World Tour, que se juegó en el campo inglés The Belfry, en lo que es su sexta victoria en el Circuito.

El cuarto recorrido de Olesen, de 32 años, es difícil de explicar. Comeztó como gran favorito al título merced a los tres golpes de ventaja con los que partía sobre el alemán Hurly Long y el inglés Marcus Armitage, que eran sus inmediatos perseguidores, pero pronto empezó a parecer ‘tirar el torneo’. Y es que sus primeros 15 hoyos vieron cinco ‘bogeys’ (uno más del par del hoyo) y un ‘birdie’; con ello, alejado de las primeras posiciones y superado por varios jugadores. Entre los que se estaban aprovechando del desastre de Olesen estaban Long, el escocés Richie Ramsay y el sueco Sebastian Soderberg; el británico había iniciado a cuatro y seis golpes, respectivamente, de distancia del danés.

Así, con Soderberg ya en Casa Club, con un 68 (-4) que le llevaban a un 279 (-9) que le ponían en lo más alto en solitario, y Ramsay afrontando el hoyo 18 a un golpe del sueco, Olesen parecía haber perdido toda opción de victoria, incluso de la segunda plaza, pues deambulaba al final del 16 a dos impactos del entonces líder, pero sobretodo dejando malas sensaciones.

Pero, primero, pichó Ramsay con un ‘bogey’ en el 18 que le hicieron entregar una tarjeta con 71, para un acumulado de 280 (-8). Soderberg respiraba y se veía ganador. Pero llegó el inesperado despertar de Olesen, que hizo todo un ‘eagle’ en el 17, donde también lo logró el sábado, y se situó con un -9 total, a falta de un hoyo. Igualaba a un sueco que estaba en el campo de prácticas por aquello de si había desempate.

Todo hacía indicar se iría al desempate, pues el hoyo 18 (par 4) estos días ha sido de los menos ‘batidos’ por los jugadores. Además, tras una notable salida, el segundo golpe de Olesen le dejó un ‘putt’ muy largo, de unos 9 metros y con caída, casi imposible. Fue posible, con un gran ‘putt’ el danés hizo el ‘birdie’ que le daba el torneo. Había despertado a tiempo, y Soderberg que se veía ganador o, al menos, jugando el desempate, ni se lo creía.

Cuatro años después del último, Olesen lograba su sexto título en el Circuito Europeo (ahora denominado DP World Tour). Un jugador que en 2019 se vio inmerso en un arresto bajo sospecha por una presunta agresión sexual, que fue suspendido por ello del Circuito a la espera de la resolución del caso, y al que a finales de 2021 un tribunal de Londres le absolvió de todos los cargos.

El paraguayo Fabrizio Zanotti acabó octavo, con un 73 (+1) en el último recorrido, y un 282 (-6) final. El mejor de los españoles fue Santiago Tarrio, vigésimoprimero, con 284 (72+71+70+71). Sebas García y Adrián Otaegui acabaron con sendos 285. El chileno Hugo León logró su mejor tarjeta de los cuatro días, con 70 (-2), para un total de 294 (+6).



Source link