Moix, el jefe Anticorrupción que dimitió tras descubrirse su ‘offshore’ en Panamá, será promotor disciplinario de fiscales



30/09/2022 a las 18:08

CEST


La designación divide al Consejo Fiscal, al ser nombrado con el único apoyo de los dos miembros natos del órgano consultivo

Manuel Moix, el polémico jefe de la Fiscalía Anticorrupción que dimitió en 2017 tras el escándalo de su ‘offshore’ en Panamá, será el nuevo encargado de dirigir los expedientes disciplinarios de los fiscales. Su designación, un empeño del fiscal general del Estado, Álvaro Ortiz, se produce pese a que tan sólo ha recibido el apoyo de los vocales natos del Consejo Fiscal que trató este viernes este asunto, según las fuentes a las que ha tenido acceso El Periódico de España, del grupo Prensa Ibérica.

Se trata de cargo nuevo, creado a semejanza del promotor disciplinario que ya funciona para los jueces en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Como sustituto se ha nombrado Manuel Campoy Miñarro, fiscal de la Fiscalía de la Audiencia Nacional. Según fuentes consultadas, los vocales electos -seis de la mayoritaria Asociación de Fiscales (AF), dos de la Unión Progresista de Fiscales (UPF) y el representante de la Asociación Profesional e Independiente de Fiscales (APIF)- han expresado su apoyo a otros candidatos.

Moix antecedió en su cargo al actual fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón -que acaba de renovarlo por otros cinco años. Fue designado en este departamento en 2017 si bien solo pudo mantenerse en el cargo 87 días que fueron muy polémicos por sus enfrentamientos con algunos miembros de su equipo respecto de investigaciones que afectaban al PP. Su salida se vio precipitada tras conocerse que desde 2012 era dueño junto a sus hermanos del 25 por ciento de una empresa ‘offshore’ – Duchesse Financial Overseas- constituida en 1988 y dueña de una propiedad inmobiliaria en Panamá.



Source link