Lewandowski y el ‘momento Federer’


Act. a las 20:30

CEST


La sutileza del polaco recuerda al tenista suizo y contrasta con la épica de Suárez

La épica tiene mucho prestigio en el deporte. Superar la adversidad presupone un ejercicio de resistencia. Ganar sufriendo agranda la victoria, se saborea mejor y eleva el deporte como metáfora de la vida. Hay grandes ejemplos como Rafa Nadal. Deportistas muy admirados que conectan con la gente, porque parecen más terrenales. En el otro extremo, hay deportistas más sutiles, que logran cosas extraordinarias con una aparente falta de esfuerzo, como si hubieran nacido con un don extraordinario y una ventaja competitiva. Foster Wallace reflexionó en su libro El tenis como experiencia religiosa sobre esta dicotomía a partir de las figuras de Nadal y Federer. El estadounidense definió el ‘momento Federer’ cuando “tu mandíbula cae y tus ojos sobresalen” tras ver una jugada inverosímil del suizo sin perder la compostura.  

En el Barça de esta temporada Lewandowski transmite una sensación parecida a la del tenista suizo que contrasta con Suárez, el último gran 9 del club. Lo más sorprendente del polaco es la naturalidad y la elegancia con que resuelve los partidos. Es un competidor feroz pero juega sin la desesperación de Suárez y celebra los goles con una sonrisa tranquila. Más que por revanchismo, parece competir por diversión. No hay épica en su juego, pero sí un catálogo de fundamentos y la suficiencia de los jugadores que se saben muy buenos.

La afición del Barça imaginaba un finalizador pero se ha encontrado con otra cosa. Un facilitador que hace mejores a sus compañeros y un futbolista dominante. De esos que condicionan a los rivales y quitan presión a los suyos. Desde Messi que el Barça no contaba con un jugador que transmitiera ese tipo de superioridad desde la aparente falta de esfuerzo.  



Source link