Lewandowski rompe una racha increíble



14/08/2022 a las 00:39

CEST


El delantero polaco llevaba siete temporadas consecutivas marcando en la primera jornada

Le anularon un gol por fuera de juego en el minuto 12

Lewandowski lo intentó todo pero no pudo debutar con gol en su primer partido oficial con la camiseta del FC Barcelona. Quería seguir con su buena racha pues llevaba siete temporadas consecutivas marcando en la primera jornada. La última vez que se quedó seco fue el 22 de agosto de 2014 en un partido entre el Bayern Múnich y el Wolfsburgo en que los goleadores bávaros fueron Müller y Robben. Rompió una racha espectacular. 

Contra el Rayo Vallecano el delantero polaco tuvo ocasiones para ver porteria pero no se sintió excesivamente cómodo pues no dispuso de demasiados espacios gracias al buen trabajo de la defensa del conjunto de Vallecas. El Barça cargó mucho el juego por las bandas, donde Raphinha y Dembélé tuvieron muchísimo protagonismo pero sus centros fueron imposibles de rematar por Lewandowski. 

En el minuto 12 de partido le anularon un gol correctamente por fuera de juego pero la definición que había hecho fue espectacular. Una picadita con la pierna izquierda digna de un gran delantero. Tal y como le pide Xavi, no estuvo estático y salió del área para asociarse y también para generar espacios para las entradas de ruptura de los interiores. También tuvo tiempo para conocer los marcajes de la liga española. Provocó tres tarjetas amarillas, de Catena, Lejeune y Ciss, que cuando no le cogían de la camiseta, le entraron por detrás. 

En la primera mitad el equipo no pudo conectar tanto con él y si sacamos la jugada del gol anulado no pudo rematar con acierto en ninguna otra ocasión. Seguramente notó la diferencia de cuando jugaba en el Bayern Múnich y las llegadas eran muchas más y más directas. En el segundo tiempo si que pudo disponer de dos buenas ocasiones, y en especial una en el minuto 82 cuando su remate se le fue desviado por poco. Implicado desde el primer día con el proyecto de Xavi y del Barça, alzó los brazos y pidió un último esfuerzo a la afición para intentar llevar en volandas al equipo hacia el gol. 

Acabó siendo el delantero que más ocasiones creó, con cinco pero ayer hizo mejor trabajo descargando que rematando a portería. Hubo también un punto de ansiedad en su juego, igual que en el de sus compañeros. Entre todos se pusieron demasiada presión encima por las expectativas creadas. El equipo y Lewandowski no tuvieron el mejor inicio pero esto acaba de empezar.



Source link