FC Barcelona | Araujo mira a Umtiti



26/09/2022 a las 11:23

CEST


El central escuchar谩 a los servicios m茅dicos del Bar莽a, quienes le recuerdan lo que vivi贸 el franc茅s antes del Mundial 2018

Desde el club blaugrana no quieren que se repita lo mismo que con el galo, negado a pasar por el quir贸fano para no perderse la Copa del Mundo

Las comparaciones son odiosas, pero pueden sentar un duro precedente. Ronald Araujo sigue meditando si pasar por el quir贸fano para tratar su avulsi贸n en el tend贸n del aductor largo de la pierna derecha. La sombra del calvario que vivi贸 Samuel Umtiti sigue muy presente en los servicios m茅dicos del club.

En verano de 2018, en un Franciar-Per煤 del Mundal de aquel mimo a帽o, Umtiti protagoniz贸 la nota m谩s desagradable del encuentro, choc谩ndose con Jefferson Farf谩n. El peruano qued贸 鈥榞roggy鈥 y el franc茅s recibe聽un rodillazo en el muslo izquierdo que聽le provoca el t铆pico 鈥榖ocadillo鈥.

La peor parte, sin embargo, se la llev贸 la rodilla del blaugrana. Desde entonces, el central no pudo volver a sentirse futbolista, dado que su rodilla era m谩s propia de un futbolista retirado que uno en activo. El galo, como fue patente, decidi贸 poner toda la carne en el asador para poder jugar el Mundial de Rusia 2018. Prioriz贸 la selecci贸n francesa al Bar莽a y lo pag贸 caro. Mucho.

Logr贸 tocar el cielo como campe贸n del mundo, pero nunca pudo volver a poner los pies sobre un terreno de juego como lo hac铆a antes de la coronaci贸n. Es el miedo que recorre los pensamientos del FC Barcelona al vivir de cerca la situaci贸n de Ronald Araujo.

El central uruguayo, quien ha firmado su renovaci贸n recientemente -como hiciese Umtiti en su momento- escuchar谩 a todas las partes para tomar la decisi贸n de pasar, o no, por el quir贸fano. Su sue帽o, evidentemente, es el de jugar el Mundial con Uruguay, por lo que tendr铆a en mente no pasar por el quir贸fano. No obstante, tampoco quiere correr el riesgo de forzar la maquinaria y sufrir una reca铆da con el tratamiento conservador. Otro caso como el de Umtiti no se lo puede permitir el Bar莽a.



Source link