El United resurge sin Cristiano ni Maguire



23/08/2022 a las 12:06

CEST


El día en el que Ten Hag se jugaba medio cargo, decidió que los dos pesos pesados del vestuario se quedaran en el banquillo

En Inglaterra apuntan a que la suplencia del portugués, combinado con la buena actuación del equipo, podría precipitar su salida

O era ayer o no era. O el proyecto reflotaba o se empezaba a hundir en la oscuridad cuando apenas se llevan tres semanas de competición. Así es el fútbol. El United llegaba a Old Trafford con el agua al cuello, con una directiva atacada, un técnico perdido en una nube de tormenta y una plantilla tremendamente señalada por las leyendas del club. En frente, el gran rival en Inglaterra, un Liverpool que no llegaba tampoco como para tirar cohetes pero que sigue siendo el Liverpool de Klopp.

Olía a debacle, pero Ten Hag, que siempre ha creído en lo que hacía, logró lo que parecía imposible hasta ahora: que su equipo se comportara como lo que es, un equipo y no un conjunto de individualidades que se mueven sin un patrón. Le salió la jugada bordada, sobre todo, gracias a la actitud de los suyos, que aparcaron la desidia y lo dieron todo, y por una afición que, pese a señalar a la propiedad de los Glazier durante toda la previa, supo llevar al United en volandas. Old Trafford se olvidó de todo y volvió a vibrar.

Sin sus dos ‘gallos’ del vestuario

El Manchester United jugó con el cuchillo entre los dientes ante, posiblemente, el equipo que más muerde de Europa y se llevó una meritoria y merecidísima victoria. Después de los sonoros tropiezos ante Brighton y Brentford, los ‘red devils’ se dieron un baño de autoestima ante su eterno rival a base de fútbol. Y lo hacían sin sus dos ‘gallos’ en el vestuario.Ten Hag quiso cambiar cosas y lo hizo dando un puñetazo encima de la mesa: Maguire y Cristiano Ronaldo, dos de los pesos pesados del equipo, al banquillo. Ambos salieron en la imagen de la derrota frente al Brentford y el técnico demostró que no se casa con nadie. Tocaba agitarlo todo. Casualidades o no, pero sin ambos, el Manchester United demostró ser más equipo, más compacto y supo en todo momento a qué se debía jugar.

La suplencia del luso y el hecho de que el conjunto ‘red devil’ mostrara su mejor cara en lo que llevamos de temporada sin él en el verde han provocado que en Inglaterra siga el runrún sobre una posible salida. Ten Hag ha dejado claro que le quiere en el proyecto, pero su caída del once y el buen rendimiento del equipo sin él podrían precipitar su marcha.

El caso es que el fútbol vuelve a demostrar que un partido puede llegar a cambiar los cimientos de un proyecto y veremos si en él Cristiano Ronaldo y Maguire, criticados duramente, pueden tener un papel protagonista. Elanga, Rashford y Sancho, con Martial de alternativa, demostraron que tienen talento de sobras para llevar las riendas en ataque y algo parecido sucede en defensa, con la dupla Varane-Lisandro, que ofreció plenas garantías atrás.

Ten Hag parece tener la base para empezar a trabajar, ya con un equipo que quiere ser el del duelo ante el Liverpool. Ya tiene un espejo en el que mirarse.



Source link