El sueño de la familia Lewandowski



11/08/2022 a las 08:54

CEST


‘Lewy’ empieza este sábado una andadura en España que significa mucho más para un ‘clan’ que sopesa instalarse para siempre en España

El polaco está ultramotivado, «como un niño en una tienda de juguetes nuevos gigante», y quiere empezar ya a ‘rock’n rollear’ este sábado ante el Rayo

«Sueño con devolver al Barça a lo más alto». Intenciones claras. Robert Lewandowski quería un cambio de rumbo en su vida. Un nuevo proyecto vital y deportivo al que trasladarse junto a los suyos. Muy muy apegado a su mujer, Anna, a sus hijas y a sus círculo de confianza, el ex del Bayern de Munich decidió que Barcelona se lo ofrecía todo: Un club gigante herido con mimebres para levantarse y un lugar ideal para iniciar un nuevo periplo vital. Este sábado, ante el Rayo, arranca todo.

El polaco, que, a priori, según fuentes del propio club, no tendrá problemas para ser inscrito, parte como titularísimo para Xavi. Su hambre, su instinto en el área, su magnífico estado de forma, todo se alinea para que, ahora mismo, veamos a ‘Lewy’ como intocable en el esquema del técnico de Terrassa. Acompañado, en principio, por dos extremos como Raphinha y Dembélé que le garantizan línea de fondo y una generación constante de situaciones de peligro.

NO HUBIERAN SOPORTADO ARREPENTIRSE

«Siempre he querido jugar en la Liga, vivir en España, ver cómo es aquí la vida. 12 años en Alemania es mucho tiempo. Lo logré todo ahí. No quería pararme frente al espejo dentro de 12 años y decirme: “¿Por qué no lo has intentado?”, dijo hace un par de días. Pues bien, lejos de ‘acomodarse’, junto a su familia empiezan esta nueva vida. «Está claro que tenemos que decidirlo todo juntos. Llevábamos semanas hablando de esta posibilidad. Nunca nos hemos cerrado a nuevos capítulos, nos apetecía un nuevo reto. Sabemos lo rápido que pasa el tiempo, la carrera de un deportista de élite, y queríamos hacer algo nuevo, algo grande. No fue de la noche a la mañana, sino un proceso de maduración». Con casa en Mallorca desde hace un par de años y enamorado de España, quizás esto solo sea un primer paso («es muy pronto para decirlo, me encanta España, pero quién sabe»).

Por delante tiene Robert una temporada cargadísima e ilusionante. En apenas 10 días cumple los 34. Aunque, como él mismo ha dicho, realmente tiene algunos menos. Su cuerpo no es el de un veterano precisamente. Mundial, recuperar el prestigio con el Barça. La tienda de juguetes es inmensa, aunque sabe que para conseguirlos deberá sacar su mejor versión.



Source link