El calentamiento actual de Siberia es el mayor en 7.000 años


Act. a las 15:19

CEST


A partir del siglo XIX se inició un brusco aumento de las temperaturas, que se ha acelerado desde unas décadas

El norte de Siberia Occidental está registrando los veranos más cálidos de los últimos 7.000 años. Mientras que durante varios milenios la temperatura de la región mantuvo un enfriamiento general, en el siglo XIX se produjo un cambio brusco con un rápido aumento de la temperatura que ha alcanzado su valor más alto en las últimas décadas. Estos hallazgos han sido publicados esta semana en Nature Communications.

Gracias a las múltiples expediciones de campo destinadas a recolectar madera subfósil realizadas durante los últimos 40 años, los dendrocronólogos del Instituto de Ecología Animal y Vegetal, Rama Ural de la Academia Rusa de Ciencias (RAS) y la Universidad Federal de los Urales (UrFU), han podido crear una cronología de ancho de anillos de árboles única y extraordinariamente larga de la región de Yamal.

Esta cronología permite rastrear el curso de la temperatura de verano en los últimos 7.638 años. Con el apoyo de colegas de la Unidad de Investigación Climática de la Universidad de East Anglia, del Instituto Federal Suizo para la Investigación Forestal, de la Nieve y del Paisaje, y de la Universidad de Ginebra, han podido realizar análisis para reconstruir y caracterizar con confianza las temperaturas durante todo este periodo y con una resolución anual.

Región estudiada y anomalías térmicas | Nature

«Debido a los cambios en la órbita de la Tierra, habríamos esperado una disminución continua, lenta y gradual de la energía solar de verano entrante y, por lo tanto, de la temperatura en las latitudes subpolares del hemisferio norte durante los últimos 8-9 milenios. Sin embargo, tal y como registraron los árboles que crecen en Yamal, esta tendencia al enfriamiento se interrumpió a mediados del siglo XIX, cuando la temperatura comenzó a aumentar muy rápidamente y alcanzó los valores más altos de las últimas décadas», señala Rashit Hantemirov, investigador principal.

Independientemente de la duración del período considerado (de 30 a 170 años), la fase más reciente ha sido la más cálida. No solo la temperatura ha alcanzado niveles cálidos sin precedentes, sino que la tasa de aumento de la temperatura nunca ha sido tan rápida como después de mediados del siglo XIX.

«El excepcional calentamiento moderno queda corroborado al comprobar que el siglo pasado se caracterizó por una ausencia total de fríos extremos, en contraste con la ocurrencia de 27 años cálidos extremos, 19 de los cuales han caído en los últimos 40 años«, especifica Rashit Hantemirov.

Los autores de esta investigación creen que las actividades humanas no solo influyen en el cambio climático, sino que se han convertido en su principal causa, al menos para el norte de Siberia occidental.

La investigación sobre la reconstrucción climática basada en anillos de árboles continuará en el futuro. De hecho, existen posibilidades de extender la cronología de los anillos de los árboles hacia el pasado a lo largo de otros 2.000 años, señalan los investigadores.

Miembros del equipo de investigadores |

«Gracias a la cooperación internacional, también será posible utilizar otros parámetros, aparte de los anillos de los árboles, para detallar aún más las reconstrucciones climáticas. Con colegas de Suiza, estamos trabajando en el análisis de las estructuras celulares de los anillos de los árboles, y junto con el Instituto de Geología y Geofísica de la Academia de Ciencias de China, tenemos la intención de realizar una reconstrucción climática basada en el análisis del isótopo de oxígeno-18 en los anillos anuales”, agrega Rashit Hantemirov.

Stepan Shiyatov, pionero de la dendrocronología en Rusia, fue el primero en reconocer el valor de los árboles antiguos que se encuentran en la península de Yamal. Junto con colegas del Instituto de Ecología Animal y Vegetal, comenzó hace 40 años con las colecciones sistemáticas de la madera subfósil. Desde entonces se han realizado más de dos decenas de expediciones; con una colección actual de más de 5.000 muestras, cuyos anchos de anillos de árboles han sido medidos, y cuyas muestras se encuentran actualmente archivadas en el Instituto de Ecología Vegetal y Animal.

Secciones de troncos de árboles durante el estudio | Nature

También se han fechado aproximadamente 2.000 muestras de subfósiles de alerce y abeto (con el método de datación cruzada). Esto permitió asignar con absoluta precisión el año de formación de cada anillo anual durante los últimos 8.800 años, siendo ahora la cronología de anillos de árboles más larga de las regiones polares.

Los anillos de los árboles son uno de los mejores archivos naturales de las condiciones naturales existentes en el pasado (incluida la temperatura del aire). Los árboles que crecen en regiones subpolares y a gran altura suelen ser los más sensibles a los cambios de temperatura. Los restos de árboles que vivieron hace miles de años, como en la península de Yamal, brindan acceso para comprender el pasado, que es la mejor base para evaluar el futuro.

Estudio de referencia: https://www.nature.com/articles/s41467-022-32629-x

…..

Contacto de la sección de Medio Ambiente: crisisclimatica@prensaiberica.es



Source link