Doñana ha perdido ya el 80% de sus humedales por la nefasta gestión del agua, según SEO/BirdLife


Act. a las 10:05

CEST


La mayoría de las zonas inundadas se ha convertido en «un secarral» durante el último siglo, denuncia la entidad

El parque nacional de Doñana ha perdido el 80 por ciento de sus humedales en el último siglo y está próximo a dejar de ser el «último refugio» de especies de aves en peligro de extinción a consecuencia de una lenta agonía que provocará un «colapso» en el conjunto de las poblaciones de aves acuáticas, a consecuencia de la sequía y de una «nefasta» gestión de los recursos hídricos en de la Junta de Andalucía y de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, según denuncia SEO/BirdLife.

La ONG ha denunciado la preocupante situación de este enclave en la reunión del Acuerdo sobre Aves Migratorias (AEWA) que ha comenzado en Budapest (Hungría), donde ha destacado que Doñana es uno de los principales humedales para la reproducción, migración e invernada de aves acuáticas de Europa.

El encuentro internacional de la octava sesión de la Reunión de las Partes del Acuerdo sobre las aves acuáticas migratorias de África y Eurasia (AEWA) busca formular políticas sobre las aves acuáticas de cara a la próxima Conferencia de Biodiversidad de la ONU.

En concreto, SEO/BirdLife pide a la comunidad ornitológica internacional que se enfrente al problema de Doñana desde una visión integradora, y que además de las acciones locales urgentes (por ejemplo, asegurar el cierre de todos los pozos ilegales, reestructuración de todo el sector agrícola, reubicación de los pozos de extracción de agua para instalaciones turísticas o restauración de humedales en el entorno inmediato), se reconozca oficialmente la dramática situación del parque nacional, se declare Doñana como Patrimonio Mundial de la UNESCO en peligro, y se declare el hábitat de las lagunas costeras en Peligro de desaparición.

Los regadíos en Doñana están secando el parque nacional | WWF

La situación de Doñana ha sido denunciada en Budapest de la mano de BirdLife International Reino Unido (RSPB) y la Universidad de Aveiro (Portugal) en un evento paralelo en la reunión de AEWA.

Allí, el profesor de la Universidad de Aveiro José Alves ha expuesto junto con el responsable de políticas del RSPB, Nicola Crockford, han impartido la conferencia ‘La importancia de los humedales costeros ibéricos para la migración de las aves: los casos del estuario del Tajo y el Parque Nacional de Doñana’.

SEO/BirdLife invitó a los gobiernos de España y Portugal a participar en el evento para exponerles su defensa de la «crucial» importancia de Doñana para las poblaciones de aves acuáticas migradores del continente europeo es crucial.

En concreto, apuntan que en algunos inviernos ha llegado a acoger hasta 650.000 aves acuáticas, con algunas especies que han rondado o superado los 100.000 ejemplares, como el cuchara común, el ánsar común, la cerceta común o el silbón europeo. Igualmente, el estuario del Tajo puede llegar a acoger más del 50 por ciento del total de la población invernante del Mediterráneo Occidental de varias especies, como el archibebe oscuro, la aguja colinegra, el correlimos zarapitín o el combatiente.

De la misma manera, en la época reproductora, son varias las especies que, según las condiciones hídricas del espacio protegido, cuentan su población reproductora en miles de parejas: flamenco común, morito común, espátula común o zampullín común, lo que en varios casos representa una de cada diez parejas reproductoras del continente europeo. De hecho, al menos 20 especies de aves acuáticas congregan en Doñana más del 1 por ciento de su población biogeográfica de referencia.

«Un auténtico secarral»

Pese a su valor, SEO/Birdlife denuncia que buena parte de las poblaciones de aves acuáticas europeas está en juego porque Doñana ha perdido el 80 por ciento de sus humedales naturales en el último siglo. La ONG ha apuntado que la sobreexplotación de sus recursos hídricos, unida a la década más seca desde hace medio siglo, han hecho que en estos momentos Doñana está completamente seca. Las lagunas permanentes han desaparecido y el paisaje de marismas es un auténtico secarral. Esta situación deja a la población de aves acuáticas invernantes con las peores cifras de los últimos 20 años, con poco más de 200.000 aves invernantes, y especies que en el último censo han visto colapsar sus poblaciones invernantes, como el cuchara común, el flamenco común, la cerceta común o el ánsar común.

Extensas áreas húmedas se han secado por completo | Csic

Además, denuncia que las poblaciones reproductoras son las que peor suerte corren, con más del 80 por ciento de especies amenazadas con tendencias negativas, hasta límites próximos a su desaparición como, por ejemplo, el caso de la focha moruna, el aguilucho lagunero occidental o la pagaza piconegra, entre otras.

El responsable de Goberzanza Ambiental y Acuerdos Internacionales de SEO/BirdLife y representante de la ONG en la conferencia de AEWA de Bucarest, Juan Carlos Atienza, ha calificado de «pésima» la gestión del agua en España que ha promocionado la agricultura de regadío y acusa al país de vulnerar sus compromisos internacionales recogidos en el tratado de AEWA que obliga a conservar Doñana.

En ese sentido, Atienza recuerda que España tiene el «deber» de corregir los problemas derivados de las actividades humanas y gestionar, rehabilitar y restaurar el espacio.

Así, indica que para que España pueda cumplir con AEWA debe evitar la degradación y pérdida de hábitats en Doñana a través de la adopción de normativa y medidas de control apropiadas.

La VIII reunión de AEWA busca formular políticas sobre aves acuáticas de cara a la próxima Conferencia de Biodiversidad, que estará organizada por Canadá bajo la Presidencia de China y que se celebrará a finales de este año.

…..

Contacto de la sección de Medio Ambiente: crisisclimatica@prensaiberica.es



Source link