Arnaus acecha al triunvirato de cabeza en Girona



Los sudafricanos Oliver Bekker y Darren Fichardt y el danés Jeff Winther, los tres con 66 golpes (6 bajo par), comparten el liderato del Catalunya Championship, torneo del circuito DP World Tour que este jueves comenzó en el campo de la PGA Catalunya, en Caldes de Malavella (Girona).

El recorrido Stadium Course (6.723 metros y par 72), largo y exigente siempre, este jueves lo fue más por el viento del noreste que durante la mañana tuvo rachas de hasta 28 km/h y por la tarde subieron hasta los 38 km/h. Y que complicó a los grupos que empezaron después del mediodía, aunque a ultima hora de la tarde el viento cayó totalmente aún con 35 jugadores en competición.

Bekker fue el mejor con un vuelta de 66 golpes (-6), con tres birdies en los nueve primeros hoyos (1, 5 y 7), empañados por un doble bogey en el 10. A partir de ahí encadenó tres birdies seguidos, en los hoyos 11, 12 y 13, sumó dos más, en el 15 y el 17, estuvo a punto de un nuevo birdie en el 18. En ese momento Bekker había igualado el récord de campo que estaba en poder del inglés Darren Fichardt, logrado en el 15 de mayo de 2014 en la segunda vuelta del Open de España.

Fichardt, con cinco victorias en el circuito, fue el único jugador que llevaba una tarjeta ‘limpia’, sin un solo error, en 17 hoyos, con birdies en el 2, 3, 10, 12, 13, 15, 16 y 17, pero un error en el 18, con doble bogey, le hacía perder el liderato en solitario, y empataba con Bekker. En el último partido del día, el danés Jeff Winther entregaba una tarjeta también de 66 golpes, con 7 birdies y un bogey, para alcanzar a sus dos rivales. Detrás de ellos, con una vuelta de 67 golpes (-5), están tres jugadores: el alemán Sebastián Heisele, el inglés James Morrison y el chino Li Haotong.

El barcelonés Adri Arnaus, el mejor español en la jornada, séptimo en la tabla, tenía ganas de dejar atrás el mal sabor de no haber pasado el corte en la pasada semana y empezó su recorrido en el hoyo 10 con birdies en al 12, al 14 y al 15 y bogey en el 16. En la segunda mitad del recorrido sumaba birdies en los hoyos 3 y 4, bogey en el 6 y se desquitaba con eagle en el 7 al embocar con tres golpes, pero no cerró bien la jornada con bogey en el 18 para una vuelta de 68 (-4).

Destacar la presencia del veterano jugador danés de 51 años Thomas Bjorn, ganador de 15 torneos del Circuito y capitán del equipo de Europa de la Ryder Cup en 2018. Bjorn hizo una vuelta de 69 golpes (3 bajo par) con 6 birdies y 3 bogeys para colocarse entre los 8 primeros. En cuanto al resto de españoles, el cacereño Jorge Campillo, el malacitano Ángel Hidalgo, el catalán Pep Anglés y el madrileño Iván Cantero son los mejor clasificados con una vuelta de 71 golpes (1 bajo par).

El barcelonés Pablo Larrazábal, ganador la pasada semana del Han Championship en Salou (Tarragona), no tuvo un día brillante. Empezó desde el hoyo 10 con eagle en el 15. Pero cometió bogey en el 17 y en la segunda vuelta falló de nuevo en el 5 para una vuelta de 72 (par). El donostiarra Adrián Otaegui, segundo la pasada semana en Reus, tampoco tuvo su día. Inició su vuelta con birdie en el hoyo 7, falló con bogey en el 8 y su calvario se inició en la segunda vuelta con bogey en el 12, doble bogey en el 13 y bogey en el 14. Aunque supo reaccionar para lograr un eagle en el 15 y totalizar 74 golpes (+2) para colocarse en le puesto 97.

«Muy, muy cómodo»

Tras los 18 hoyos, Arnaus dijo haberse sentido «muy, muy cómodo» en la primera jornada, porque aquí es donde se entrena en el verano. «Han hecho un trabajo increíble preparando el recorrido, así que tienes que jugar muy, muy bien. Eso hice, así que estoy muy feliz».Es una zona encantadora y estar rodeado de gente que me apoya hace que disfrute jugando; así que es fantástico», añadió.

«De niño, vine a ver el Open de España aquí, y ver a esos aquellos jugadores en este campo en ese día fue un motivación, por lo que estar aquí ahora mismo es un sueño hecho realidad, y quiero disfrutar de la semana», concluyó. El sudafricano Oliver Bekker, uno de los tres líderes del torneo con una vuelta de 66 golpes (-6), que igualó el récord del campo, dijo: «Ha sido complicado, porque es un campo de golf difícil. Tienes que tener la cabeza muy centrada, porque te castiga si golpeas fuera de calle, así que estoy muy, muy feliz», declaró.

«Si te sales un poco de calle, como hice yo el hoyo 10 e hice un doble bogey, lo sufres. Los greenes están muy inclinados y se están endureciendo un poco, así que creo que será interesante ver qué sucede si no llueve ni nada durante el fin de semana y si se endurecen un poco mas», dijo Bekker.



Source link